"he

15 de octubre de 2011

Étretat, acantilados que te quitan el hipo




Étretat fue el pueblo elegido para gastar nuestro domingo libre que teníamos en nuestra semana de trabajo en Le Havre, fue sin duda una más que correcta decisión.
Este pueblo costero se encuentra en la alta Normandia a una media hora en coche desde Le Havre con buenas carreteras. Salimos del hotel después de tener el desayuno buffet que incluye el hotel. Aparcamos el coche muy cerca de la playa pero por el precio de 2€ por hora si recuerdo bien, bastante caro el aparcamiento en esta parte de Francia. Hacia un viento muy fuerte y el cielo estaba gris, no era el día ideal, al menos no nos llovió mas que unas gotillas. Nos metimos en la impresionante playa de Étretat, con sus impresionantes acantilados con arcos, con un agua que tiene un color diferente y nos fuimos primero a un lado y empezamos a subir por los acantilados por un caminito que va por encima de estos. La playa en si no era muy buena para a tumbarse en ella, es toda de piedras. Por esta parte de los acantilados había una iglesia y había unas vistas muy guapas de donde se veía todo el pueblo y la playa.





Con tanto viento era un poco peligroso asomarse mucho por los acantilados porque a veces el viento te empujaba un poco, hubo un momento que me pegue un buen susto.
Habían unas escalerillas hacia abajo por entre las rocas que llegaban a una cala, algo que recomiendo hacer aunque cueste lo suyo volver a subir esas escaleras, se suda la gota gorda.







Al volver de ese lado de la playa nos paramos y vimos un poco del centro de Étretat y nos tomamos unas cervezas en un bar local donde daban rugby.  Despues de descansar un rato fuimos al otro lado de la playa, el lado mas espectacular en cuanto a vistas, en esta parte hay formaciones rocosas en forma de arco muy bonitas. Justo al lado a 2 metros hay un campo de golf donde se puede ver muy bien a los golfistas jugar, la verdad es que rompe un poco el paisaje tan bonito.





Despues de hincharme de hacer fotos y de subir y bajar acantilados era hora de comer, nos fuimos a un restaurante cerca de la playa donde había mucha gente, una de las cosas que más me gustó de Normandia es que en los restaurantes te ponen agua y pan gratis, no como en Bélgica!
Yo me pedí el menú recomendado que trataba de una sidra típica, un galette de no se qué, que no me gustó mucho en realidad y de postre me pusieron un crepe, siempre aprovecho para comer/beber algo de la zona así la experiencia es mas completa aunque a veces, como en este caso, no me guste demasiado.


Desde Étretat partimos hacia Fécamp un pueblo mas al norte en el que estuvimos poco tiempo ya que al ver Étretat, Fécamp ya no impresionaba tanto. Por la noche ya en Le Havre comimos en un buen restaurante con musica Jazz live donde los precios estaban muy bien. Al dia siguiente era mi último día de trabajo y el martes por la mañana partimos de vuelta a Amberes.


                            
                                                                           

4 comentarios :

  1. Precioso el lugar, como dices impresionantes acantilados, me recuerda el sur de Inglaterra, las fotos muy buenas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me alegro de que te gusten las fotos, la verdad es con un sitio tan bonito sacar buenas fotos es facil jeje.

    ResponderEliminar
  3. No conocia el lugar... Realmente fantastico.
    ueda apuntado para cuando vaya por esa zona....Se que disfrutaria como un enano por esos paisajes...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que Normandia tiene muchos sitios para ver y merece la pena hacer una ruta por aqui. Tiene paisajes muy bonitos y mucha historia que ofrecer.

    Un saludo!

    ResponderEliminar