"he

10 de octubre de 2011

Le Havre, puerto y mas puerto


Gracias a mi trabajo he podido descubrir un poco de Normandia, exactamente he estado alojado en Le Havre desde el jueves 6 de octubre hasta mañana 11 de octubre cuando saldré por la mañana temprano de vuelta a Amberes. Realmente solo he podido visitar cosas el fin de semana que tenía de por medio, el sábado lo dedique a La Havre que aunque no es muy famoso turísticamente sí que tiene algunas cositas que ver.


El mismo sábado tuve que trabajar hasta las 1 del medio día así que tenia tiempo de sobra para descubrir mas la ciudad. Esta ciudad esta basada básicamente en su puerto donde he estado trabajando, uno de los más grandes de Europa y cuyo nombre lo dice todo, Le Havre que significa "el puerto" está situado en la alta Normandia. Nos hospedamos en el hotel "Art" un hotel facilitado por la empresa donde nos dieron un mapa de la ciudad. Junto a mi compañero de trabajo seguimos la ruta recomendada. Aparte del gran puerto también tiene una playa donde había mucha gente haciendo kitesurfing por el fuerte viento que hacía. Siendo sinceros, me pareció una playa feilla, toda de piedra y no muy bien cuidada, quizás influyó el mal tiempo que hacía.


Por le paseo marítimo tiene muchas cosas para practicar deporte desde un parque de skate hasta un campo para poder practicar el rugby, deporte muy famoso en Francia (Pasaron a semifinales en la copa del mundo de rugby hace días) me sorprendió ver a gente practicar este deporte en la calle, no se suele ver en España donde no hay mucha tradición de este deporte.


Después de dar un paseo por la playa nos metimos en ciudad por la parte norte, alejado un poco del centro, y visitamos algunas iglesias que no eran gran cosa, los apartamentos son todos casi iguales y hay algunas casitas bonitas como aquí en Bélgica aunque muchas están muy poco cuidadas y tienen aspecto feote. Después de comer un pastelito de una panadería de la zona nos fuimos más al centro y pasamos por la calle de las tiendas donde puedes encontrar casi todas las marcas conocidas de ropa ademas de muchísimas peluquerías, no era algo normal, parece que la gente de aquí suelen ir muy a menudo a la peluquería por que tanta peluquería junta no había visto yo en mi vida, mi compañero también se percato del detalle.



También había un mercadillo donde vendían muchas cosas artesanales, no compré nada aunque era interesante ya que vendían productos de la zona. Por la zona estaba el ayuntamiento, bastante feo y con obras alrededor (foto de abajo).


Llegamos a la catedral de Le Havre la cual se puede ver desde casi toda la ciudad, con un aspecto algo soso pero con una arquitectura algo moderna, nos metimos para ver como era por dentro y la verdad es que me sorprendió, era bastante bonita, por fuera no se ve bien los cristales pero por dentro se ven todos los cristales iluminados de colores y al mirar arriba ves que toda la torre es hueca por dentro y esta toda acristalada iluminada por la luz de fuera. El arquitecto es famoso, su nombre es Perrey y también se puede visitar el apartamento Perrey recomendado como visita de la ciudad. La ciudad fue duramente castigada durante la guerra y su milagrosa y rápida reconstrucción ha sido reconocido por la UNESCO que la a declarado patrimonio de la humanidad.


Se veían algunos puentes bonitos por el camino (ver foto) pero nada comparado como el puente de Normandia por el que hay pagar 5€ creo para pasar por él, un puente realmente impresionante, muy alto, el cual pude ver cuando llegamos el primer día a la ciudad aunque no tenia la cámara a mano para capturarlo. En la ciudad también existe un casino muy grande y su estación de tren desde donde se puede salir a París y llegar en tan solo 2 horas o también a otras ciudades famosas como lo es Caen o Rouen. Al lado del hotel había una plaza con una estatua dedicada a la perdida de soldados franceses en la guerra y también el centro Les Halles, un edificio muy raro que sirve para exposiciones entre otras cosas, a mi personalmente me pareció feo aunque sí llamativo.



También existen varios museos por la ciudad pero para eso no tuve tiempo.
En resumen, siendo sinceros, Le Havre es buena ciudad para dormir en buenos hoteles, ir de compras, restaurantes o incluso ir a su gran casino... pero a mi parecer es una ciudad que se puede dejar de lado en una ruta por Normandia, me parece una ciudad no muy bonita y con poco que ver  aunque me ha servido para conocer mas a los franceses los cuales me parecen bastantes mas abiertos que los belgas, es de agradecer.
El domingo fuimos a Étretat un pueblo a media hora por el norte de Le Havre, lugar que me encantó y me pareció espectacular, escribiré pronto sobre ello, no os lo podéis perder!




No hay comentarios :

Publicar un comentario