"he

1 de mayo de 2012

Día 4: Nikko, ciudad de templos y santuarios


Hoy nos íbamos de  Tokio un día para dirigirnos al norte, concretamente a Nikko (Luz de sol), una ciudad situada entre montañas que es famosa por sus maravillosos templos y santuarios, patrimonio mundial de la UNESCO. Nos tuvimos que despertar muy temprano ,a eso de las 7h y salir pitando a la estación central de Tokio donde cogeríamos un Shinkansen (tren bala) que nos llevaría hasta Utsonomiya. Desde allí cambiamos a otro tren normal llamado JR Nikko, esta resultó ser la mejor fórmula para que no tuviéramos que pagar extra y entrara todo en nuestro abono del JRP. En total fueron casi dos horas de trayecto.



Una vez en Nikko lo primero en ver fueron sus grandes montañas cubiertas de nieve, ¡Qué frío! Se notaba que hacía bastante mas frío que en Tokio, suerte que en nuestro hotel de Tokio había una pareja de belgas que nos avisaron y fuimos preparados para ello. Llevaba como cuatro capas y un gorro.

Para llegar a la zona interesante de Nikko había que andar desde la estación hasta el parque unos 20 minutos cuesta arriba.


Por la ciudad hay mapas y no te perderás, es muy fácil de llegar. Por el camino desayunamos (por fin) y paramos en una oficina de turismo. Nos atendió un hombre muy alegre y gracioso con un buen inglés que nos ayudo mucho, estuvimos como 40 minutos hablando, nosotros en realidad queríamos irnos porque el día volaba. 

Nos caímos tan bien que incluso nos hicimos fotos juntos, sacó su cámara, llamo a una chica que estaba trabajando en la oficina de al lado y así quedó.



Nos dio miles de consejos y nos estuvo hablando sobre el tema del tsunami y Fukushima, Siempre interesante oír a personas locales hablar de su catástrofe, por cierto que Fukushima no queda muy lejos de aquí.

Empezamos viendo un puente muy mono llamado Shinkyo, un puente sagrado al que había que pagar por pasar sobre él pero el que se puede ver perfectamente pasando por el puente de al lado.


Subiendo unas largas escaleras puedes llegar al Rinnoji Temple, por esta zona pudimos adquirir nuestros tickets. Importante comprar el combi-ticket con el cual puedes entrar a todos los templos, ya que sale mucho mas barato que si los compras uno por uno, lo que te ahorras es mucho. El combi-ticket cuesta unos 1000 yens (10 € mas o menos)

Nuestra ruta de templos empezaría por el gran templo-secta anteriormente nombrado Rinnoji Temple donde te quitan el primer ticket. Este templo fue fundado hace unos 1200 años (casi na), nos dimos un paseo por su interior donde alberga tres grandes estatuas doradas de buda. Aquí dentro ya empezábamos a ver que había demasiada gente. Algunos sitios estaban saturados y no podías ni pasar, una pena porque no nos dejó disfrutar todo lo que hubiéramos querido.


Salimos por la parte trasera del templo y nos fuimos dirección Toshogu Shrine, un conjunto de templos preciosos donde pasamos la mayor parte de nuestra visita al conjunto de templos. Había visto muchos templos hasta el momento pero ninguno como estos. 

El acceso al santuario se hace por Omotemon gate que "está vigilada" por dos Deva kings, esos hombres con cara de malos de todos los colores que te dan muy mal rollo, con esas caras no me extraña que los japoneses respeten tanto, los tienen asustaditos :) (las fotos son sacadas de diferentes puertas pero son Deva kings también).


Al principio del shrine te topas con el establo sagrado Shinkyusha en el que hay un caballo precioso.


El establo esta adornado por fuera con los tres monos famosos que se tapan ojos, oídos y boca llamados los tres monos sabios o san saru en japones, tradicionalmente se ha entendido como

"No ver el mal, no oír el mal y no decir el mal".


Cerca de la puerta también esta la librería sagrada con 7000 libros budistas, este lugar está cerrado al publico.



Subiendo unas escaleritas a la izquierda puedes entrar no sin ante quitarte el calzado al Honji-do donde en su interior hay un monje explicando cosas en japones, no muy útil para los turistas. Este hombre portaba dos palos y hacia el típico sonido japonés con el roce de estos palos que simboliza el rugido del dragón. 

El techo de este lugar está decorado con un bonito dragón. Aquí te quitan otros de los tickets del combi. En los templos había un grupo de niños de algún colegio japonés que seguramente estaba de excursión.







A la derecha de las escaleras que nombré anteriormente te encuentras con el Toshogus Honden y Haiden, dos salitas del santuario a las que entras descalzo, un lugar muy bonito. 
Al parecer había cerca una boda, había muchísima gente y estaban como en una ceremonia. Estaba todo llenísimo de gente...


Tocaba irse a otro santuario, esta vez el Futarasan-jinja, una zona con templos muy antiguos donde ya había menos gente. Un paseo muy agradable que terminamos en el Taiyuin Temple, templos preciosos que quedaban en alto subiendo por unas escaleras, en este ultimo también había unos monjes haciendo ceremonias.




Si queréis ver buenos templos en Japón, Nikko es un sitio imprescindible. Si quieres quedarte mas tiempo también se puede ir a visitar una catarata famosa y un puente que queda un poco alejado de la ciudad. Nosotros nos volvimos a eso de las 4 de la tarde ya que llegamos bastante temprano y aprovechamos muy bien el día.


Volvimos a Tokio y mi novia que estaba muy cansada se fue al hotel, yo me fui solo a Shibuya a donde fuimos ya en nuestro primer día en Japón. Di unas vueltas en ese espectáculo de luces y sonidos y me tomé un café en el Starbucks (de 6€!!) en una terraza en alto desde donde se podía ver muy bien el tan famoso cruce de Shibuya, allí sentado conocí a un chico de Shangai que estaba de intership en Tokio que vino a disfrutar del cruce como yo, nos quedamos mas una hora comentando la jugada de los cruces. 

Así de bien termino este gran día en Japón, un día para recordar que guardo bajo llave en mi memoria.

Puedes seguir leyendo el viaje pinchando aquí : Día 5: Kyoto 1/2 , la tradición japonesa
O si te lo has perdido, leer el día anterior: Día 3: Tokyo 3/4 Ginza, Marunouchi y Roppongi




 ¿Buscas otros relatos sobre Nikko?



Postamigo

Nikko de Callejeando Por El Planeta

2 comentarios :

  1. Gracias por tu comentario, estaremos encantados de hermanar con vosotros, que pasada de imagenes, el viaje en Asia tuvo que ser genial no?

    Viajar en pareja siempre te da más ¿no?

    un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada :)

      Pues viajar en pareja para mi es perfecto y se disfruta mas a mi parecer aunque muchos que lo hacen en solitario tampoco es que se lo pasen mal jeje.

      Eliminar