"he

9 de junio de 2012

Budapest 1/2: Belleza por los cuatro costados

Parlamento húngaro
Antes de empezar con Budapest y como ya os avisé en el post anterior os contaré los que nos ocurrió en el vuelo con Alitalia que teníamos para llegar hasta Budapest desde Japón con escala en Milán.
Todo iba normal hasta que fuimos a facturar las maletas en el aeropuerto de Narita, la mujer que nos atendió nos dijo lo siguiente:

- ¿Como? ¿Aun no lo sabéis? El vuelo de la escala Milán - Budapest esta cancelado.

Con cara de incertidumbre y a la vez rabia contenida nos quedamos delante de la mujer, no habíamos recibido ningún aviso de antemano, ni un simple email, ¿normalmente se suelen hacer estas cosas no?


Ahora teníamos que buscarnos la vida para llegar a Budapest desde Milan, improvisar en unos segundos sin saber distancias ni tener información sobre nada, la mujer nos propuso dos soluciones, volar a Praga o a Viena, Viena era la mejor opción porque queda cerca de Budapest pero no salia hasta el día siguiente, no era plan de quedarse otra noche a dormir en un aeropuerto italiano como ya lo hicimos en el vuelo de ida en Roma. La opción de Praga era la mejor que nos venía aunque esta bastante lejos de Budapest, la solución fue llegar a Praga y desde allí coger un tren nocturno hasta Budapest (Esto NO nos lo pagaba Alitalia, tocatelos...) estaba decidido, no nos quedaba otra opción. El caso es que nosotros reservamos un vuelo hasta Budapest y Alitalia nos llevaba a Praga y ya allí búscate la vida.

El vuelo de Narita a Milán fue bueno, a tiempo, no hizo frío como en el de ida y la tele funcionaba bien, llegamos a Milán a buena hora para hacer escala y coger el avión hasta Praga que dura solamente 1 hora. Ya en Praga nos fuimos directamente a una oficina de información del aeropuerto para buscar la mejor manera de llegar a la estación central de trenes. Había una cola para atender, después de esperar un poco era nuestro turno, la mujer ni corta ni perezosa nos cerro la ventanilla en las narices, time out, se cerraba el chiringuito, la señora no nos quería responder a nuestras dudas, para ella cerrado era cerrado, os podéis imaginar la cara que se nos quedó.

El cambio respecto a Japón era BRUTAL, la diferencia de gente, de caracter, de la amabilidad extrema de los japoneses a la antipatía total de la gente de Praga, estábamos muy mal acostumbrados, nos quedamos un poco asqueados ademas de estar ya muy cansados por los vuelos, la cuestión era acostumbrarse, supongo. Preguntando a gente compramos un billete de autobús que nos llevaría a un metro y desde el metro llegaríamos finalmente a la estación de tren. Con las mochilas a cuestas fuimos a comprar los billetes de tren, no fue como lo esperábamos, teníamos que ir sentados si no queríamos pagar un paston, un dinero que nos dolió mucho gastarnos por las circunstancias., los billetes nos costaron 58€ cada 1 si no recuerdo mal y salia dentro de hora y media, mención especial a la que nos vendió los billetes, persona mas fría y seca no creo que exista. Ya en el tren nos sentamos y no llegamos hasta las 8 de la mañana a Budapest, fueron demasiadas horas, no pudimos casi dormir, sentado no se duerme bien.

Estación central de Budapest
Por fin estábamos en Budapest después de esta larga travesía, que es de los viajes si no te encuentras con estas aventuras? :) Con la cara de pocos amigos y con ganas de llegar al hotel y hacerle un molde a la cama salimos del tren, lo primero que hicimos fue cambiar dinero en la estación de trenes. ERROR, el cambio era malisimo, no teníamos ni idea de a cuanto esta el € habitualmente y lo hicimos, normalmente no hacemos estas cosas, es sabido que en estaciones y aeropuertos el cambio es malo, pero no se si por el cansancio o por lo que fuera cambiamos todo nuestro presupuesto para Budapest, mas adelante nos dimos cuenta de todo el dinero que perdimos cambiando el dinero allí, mucho, no lo hagáis nunca, quedáis avisados.

Florines húngaros
En la estación de trenes hay una oficina de turismo a la que entramos para pedir un mapa para encontrar nuestro hostal, la chica de la oficina nos dijo la mejor manera de llegar, el hostal esta muy céntrico y es fácil de llegar con el metro. Antes fuimos en busca de un desayuno que nos abrieran un poco los ojos, a falta de bares entramos a una panadería, desde aquel momento quede prendado de los dulces húngaros, los croissant, palmeras y otros tipos de dulces eran todos tamaño XXL y era muy barato, por fin una alegría, nos pusimos finos a dulces.Ya en el metro de Budapest camino al hostal vimos la diferencia con el metro de Tokyo, vaya cambio de todo, me encantan estos contrastes.

Una vez en el hostal tuvimos que llamar al móvil al dueño del hostal ya que no tiene recepción , tras un cuarto de hora de espera vino el hombre, muy simpatico que nos puso al día de todo, nos dió mucha información y consejos que nos vinieron muy bien, enseguida nos metimos en la cama,  una pena pero por culpa de Alitalia habíamos desperdiciado mucho dinero y medio día en Budapest ya que hasta las 3 o 4 no nos despertamos.

Una de las cosas que mas nos llamaron la atención es que Budapest es la unión de dos partes que están separadas por el rio Danubio. Una es Buda que es la zona mas montañosa y la otra es Pest, la zona mas plana y poblada de la ciudad. Budapest forma la novena ciudad mas grande de la unión europea y famosa por ser una de las mas bellas.

Mapa de Budapest
Con mapa en mano nos fuimos a la calle, la diferencia arquitectónica y de la gente es destacable después de estar en Japón, así que estábamos en un entorno nuevo y por descubrir, todo nos parecía relativamente barato viendo los carteles de los bares y tiendas, fue un alivio para el bolsillo. La gente nos parecía bastante seca y fría como ya nos pareció en Praga supongo que es la forma de ser de esta parte de Europa, ojo, estoy hablando de una primera impresión y después de haber venido de Japón que también influye mucho  después nos daríamos cuenta que también hay gente muy amable y sonriente.

Fuimos a una sinagoga llamada Dohány muy grande y hermosa del estilo morisco, al parecer es la segunda sinagoga mas grande del mundo después de la de Jerusalen, la sinagoga es accesible pero pagando, nosotros la estuvimos oberservando un rato por fuera y no entramos.Era ya tarde y teníamos poco tiempo para ver cosas ese dia, menos mal que con el cambio de hora teníamos mas tiempo de luz.

Sinagoga Dohány
Cogimos un largo camino, por la avenida o Ut Andrassy que es la avenida mas importante de la ciudad que nos llevaría hasta la famosa plaza de los héroes haciendo del conjunto un patrimonio de la humanidad de la UNESCO, antes de llegar a dicha plaza pasamos por la bonita opera house del estilo renacentista bastante llamativa que esta decorada con figuras de músicos y compositores, es uno de los edificios mas emblemáticos de la ciudad. Para disfrutar de este lugar la mejor opción es sin duda viendo alguna actuación en su interior.

Opera house
Opera house
Andamos mucho viendo por el camino muchas estatuas de personas, era algo que también nos llamó la atención, tienen esculturas en cada esquina, nunca vi tantas diferentes en tan poco tiempo.





Por fin llegamos a la bonita plaza de los héroes, una de las mas importantes de la ciudad, las estatuas representan de las 7 tribus que fundaron Hungría. En esta plaza puedes encontrar también el bello museo de bellas artes.

Plaza de los héroes


Representantes de las 7 tribus húngaras

Tras la plaza de los héroes hay un gran parque donde podemos encontrar el Castillo de Vajdahunyad, sin duda lo que mas nos gustó del día, un castillo encantador que te transporta a otra época, disfrutamos mucho visitando este castillo el cual es de entrada gratuita, para mi una de las cosas que no te puedes perder por nada del mundo en tu visita a Budapest.

Castillo de Vajdahunyad
Castillo de Vajdahunyad


En su interior hay una estatua llamativa conocida como la estatua de Anónimo, un antiguo cronista húngaro que da un poco de miedo, se dice que tocar su lápiz te trae buena suerte, yo siempre toco cosas que traen buena suerte, nunca se sabe jeje.

Anónimo
Cerca del parque también puedes llegar al famoso balneario Széchenyi del estilo neogotico, uno de los balnearios termales mas grandes de Europa, estaba lleno de gente, sobre todo turistas, nosotros por falta de tiempo, bañadores y dinero no entramos aunque nos diera mucha pena. Quizás si no hubiéramos tenido problemas con los vuelos lo hubiéramos hecho. Para volver al centro lo hicimos por metro, la ida la quisimos hacer a pie para ver todo de la famosa avenida Andrassy.


Una de las cosas que he querido ver siempre de Budapest ha sido ver su famoso parlamento por la noche, cruzamos el río Danubio en metro para ir a la parte de Buda donde primero nos tomamos un batido por dos duros, salimos por el paseo pegado al rio desde donde pudimos observar la maravillosa obra de arte que es el parlamento, totalmente iluminado, nos quedamos un buen rato sentados a la orilla del Danubio, cumplí uno de los objetivos que tenia en mi visita a esta ciudad, al día siguiente iríamos para verlo de cerca, de día. No duramos mucho mas despiertos, seguíamos cansados, no habíamos dormido a penas, al día siguiente aprovecharíamos desde temprano en lo que sería nuestro último día antes de volver a Amberes.







¿Buscas mas relatos sobre Budapest?

Postamigo



Budapest  por Fmanega Por El Mundo

Balneario Széchenyi  por Vero4travel

7 comentarios :

  1. Preciosa crónica, muy linda Budapest,espero conocerla algún día, un saludo desde Uruguay!

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Un saludo desde Bélgica!

    ResponderEliminar
  3. Yo lo conozco tambien por dentro e incluso he estado en el hemiciclo donde se elaboran y discuten los diputados , si por fuera es el edificio mas bello de Europa, por dentro esta al mismo nivel de belleza !!impresionante!! ,os aconsejo que hagais gestiones para visitarlo, ya que de vez en cuando invitan a grupos de visitantes, a conocerlo por dentro.Os mezclareis con diputados y ministros por sus escalinatas , pero con un cierto orden y siempre acompañados ,no habra ningun problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante, estoy seguro de que por dentro no tiene desperdicio, cuando estuvimos cerca vi que había gente como esperando para entrar en grupo y nos quedamos con las ganas de entrar. Si volvemos algún día nos encargaremos de que lo podamos hacer.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Yo no he estado nunca en Budapest, pero tengo amigos que me han hablado muy bien de la ciudad. Así que entre eso y la entrada... ¡Me lo apunto a mis próximos destinos!

    Por cierto, tenéis una mención en la entrada de hoy de mi blog.

    Saludos,

    Chelo
    http://unaestudianteporelmundo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el premio Chelo!! No me lo esperaba. Se agradecen estos reconocimientos, ahora me tocará premiar a mi jeje.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. No pensaba que en Japón eran así de amables, ni que en Viena eran así de antipáticos. A veces es verdad lo que dicen los tópicos, por desgracia.
    Me parece fatal lo de Alitalia (yo vivo en Italia), ya que es la compañía más importante de aquí. ¡Es como si Iberia no te cubriese los gastos del vuelo que te han cancelado!
    De todas formas, la mejor forma de vivir unas vacaciones diferentes es disfrutando de la aventura y de los obstáculos del camino: ¡no adventure no party!
    =)

    ResponderEliminar