"he

3 de julio de 2012

Middelburg y Vlissingen: La tierra del mar "Zeeland"



No era un día normal en tierras holandesas, en este día se celebraba el "Koninginnedag" o el día de la reina. Aquí en Bélgica no se celebra nada así que para vivir esta tan famosa fiesta de Holanda nos fuimos a una de las provincias mas cercanas a Amberes, la desconocida Zeeland, fuimos a  sus dos ciudades mas conocidas y que estan muy cerca una de la otra, Middelburg (capital) en el interior y Vlissingen, ciudad costera.

La costa en Vlissingen

Middelburg
Con el coche tardamos unos 45 minutos desde Amberes, el paisaje de Zeeland es especial, hay mucha naturaleza pero no en forma de montañas si no que es totalmente plano algo que también llama la atención. Este conjunto de islas esta muy bien comunicado con sus excelentes carreteras, muchas zonas de la provincia están por debajo del nivel del mar pero por la genialidad holandesa pueden convivir con ello, por eso el nombre de la provincia, la tierra del mar, tierra que el humano ha conseguido ganando mediante métodos ingeniosos la batalla al mar. La forma de la ciudad a vista de pájaro es muy especial.

Middelburg a vista de pájaro

La primera ciudad que fuimos a visitar fue su capital, Middelburg, ciudad pequeña pero atractiva. El ambiente era muy acogedor, por la fiesta estaban casi todos los holandeses vestidos con prendas naranjas y sombreros ridiculos, o algunos con la bandera holandesa dibujada en sus mejillas. Las calles también estaban vestidas para la ocasión adornadas con banderas que colgaban en sus fachadas. Musica, ambiente y buen tiempo, combinación de la que los holandeses disfrutaban en uno de los días mas divertidos para estar en este país.



La plaza principal de la ciudad "Grote markt" es preciosa y en ella puedes ver el precioso ayuntamiento de la ciudad, decorada con cientos de figuras al mas mínimo detalle. Un ayuntamiento con mucha historia, inspirado por el ayuntamiento de Bruselas. La plaza estaba a tope y había un escenario que impedía observar el edificio como me hubiera gustado




También está la Abdijtoren conocida como Lange Jan, una torre de 90 metros. Nos comimos un bocadillo por la zona mientras disfrutábamos de la fiesta en la plaza y paseamos por las calles llena de banderas holandesas hasta que llegamos a la "Oostkerk", una iglesia protestante que sobresale entre todas las casas y sorprende, esta iglesia me gustó en especial, está situada cerca de unas calles muy bonitas.

Lange Jan
Camino a la Oostkerk

Por aquí pasó el Giro de Italia


Me llamaron la atención los detalles, esta iglesia en vez de angelitos y cristos esta decorada con esqueletos y calaveras.

Calaveras en la Oostkerk protestante
Oostkerk
En una plaza de la ciudad estaban practicando un "deporte" muy curioso, gente subida a un caballo que como en la edad media con un palo muy largo pegaban una carrera donde tenían que meter un aro muy pequeño por ese palo con el caballo en carrera, no parecía ser simple. Parece ser un deporte famoso en esta ciudad porque luego vi una escultura dedicada a este deporte.
 


Cogimos el coche del parking  subterráneo que nos salio gratis por ser día festivo.
En apenas 15 minutos nos plantamos en Vlissingen (Flesinga en español), ciudad costera que se encuentra muy cercana a Middelburg. Ciudad con uno de los puertos mas importantes del país aunque siempre muy por debajo del bestial puerto de Rotterdam.



Tiene un paseo marítimo muy bonito que tiene un gran recorrido para hacer a pie o en bicicleta, había un mapa donde te ponía las rutas y su duración.
En el centro de la ciudad también había muchísimo ambiente y música por la calle, los bares estaban a rebosar y la cerveza era la bebida que mas predominaba en las terrazas, aunque el tiempo se puso mas nublado no impidió de que siguiera la fiesta. Nosotros seguimos nuestro camino después de tomarnos una y fuimos por el paseo marítimo, nos encontramos con un molino de agua muy bonito y solitario que marca el paisaje.
 


Al otro lado de el paseo se llegaba al la playa de arena blanca, me pareció buena playa y en la zona hay muchos hoteles y restaurantes mas que nada para turistas holandeses belgas y alemanes, esta zona es desconocida por el resto de Europa.
 


La ciudad no es que tenga mucho que ver pero es una muy buena combinación para hacer con Middelburg y echar un día entre estas dos ciudades.

No hay comentarios :

Publicar un comentario