"he

1 de septiembre de 2012

Colonia 2/2: La catedral del Rin


Hohenzollernbrücke (puente)  junto a la catedral
Nuestro segundo día en Colonia despertamos en el camping con un día soleado, desayunamos con comida que nos trajimos de casa y comimos en unas mesas que tiene el propio camping donde también tienen fuego para cocinar gratis y donde lavar los platos. Cogimos el coche para aparcar cerca del centro ya que era domingo y aparcar domingos también sale gratis por aquí.
Fuimos por el otro lado del río hasta llegar a un parking que estaba justo al otro lado del famoso puente de Colonia el Hohenzollernbrücke, y no es otro que el puente de los candados: un puente que pasa por encima del río Rin y que es sin duda un must see de esta ciudad por su originalidad. Visitar Colonia significa ver la catedral, el ayuntamiento y este puente como principales atracciones.

Vistas desde el otro lado del Rin
Puente de los candados
Candados en el puente Hohenzollernbrücke

Es un puente que tiene una reja a lo largo de todo el puente la cual está llenísima de candados donde las parejas que quieren "guardar bajo llave" su amor pueden poner un candado en esa reja con sus nombres y la fecha. Sin duda algo romántico para hacer con tu pareja, sería buen destino para un 14 de febrero y volver después de unos cuantos años para comprobar si todavía sigue allí.



Mas candados

Guardián del puente

Se pueden ver miles de candados de todo tipo y con nombres de todo el mundo de fechas de hace mucho tiempo. El puente en si también es muy bonito con dos jinetes que vigilan las salidas. Cruzando el puente llegas directamente al centro y sales directo a su catedral. Seguían habiendo cientos de góticos por las calles de Colonia debido al festival, fue todo un espectáculo ver sus atuendos. Algunos parecían salidos de una película de terror, creo que esa es la intención.

Góticos listos para el festival
Saliendo del puente te encuentras con la catedral
Tras estar un rato por las plazas que hay alrededor de la catedral empezamos una ruta desde la catedral misma para ver la parte norte que nos quedaba pasando por los puntos de interés que estaban en el mapa.


Una ruta donde vimos cosas como la iglesia St Andreas, una torre romana, muralla de la ciudad. Pasamos por una plaza diferente, donde están los edificios más altos y modernos de la ciudad, en especial un edificio que es gigantesco donde se reflejan imágenes de la catedral y donde se encuentra el parque Mediapark. Por aquí cerca también se ve la torre de comunicaciones de unos 260 metros de altura, todo un espectáculo visual. Nosotros la vimos desde esa plaza y seguimos nuestro camino.


Torre de comunicaciones de Colonia
Arte urbano en Colonia
No me pongas los cuernos !!
Plaza de Mediapark
Pateando llegamos hasta una de las iglesias que más nos sorprendió, St. Agnes de la que por el mapa no se esperaba gran cosa pero al verla te sorprende por su tamaño y estilo. Se encuentra en la Neusser Platz un poco alejada del centro.

Iglesia St Agnes
Volvimos a pie a los aledaños de la catedral donde nos comimos unas salchichas gigantes alemanas (no penséis mal) y unos dulces en forma de lazo que se suelen comer por aquí y que estaban buenísimos, es difícil no comprar porque los veíamos por todos lados.


Fuimos a una placita (Kardinal Hoffner-Pl) con bancos (perfectos para echarte un rato) que hay al lado de la catedral donde hay más tranquilidad y echamos una pequeña siesta que nos vino de maravilla para seguir toda la tarde.

Catedral de Colonia
Añadir leyenda

La próxima visita iba a ser su viejo ayuntamiento, uno de los edificios más bonitos de Colonia (Por no decir el que más) y el más antiguo del país, del estilo gótico que está adornado con múltiples figuras. El edificio fue gravemente dañado en la segunda guerra mundial pero se ha ido restaurando quedando perfecto. Su balcón es donde se hacían los comunicados al pueblo por aquel entonces y es para mí la verdadera joya arquitectónica del edificio. Una pena porque estaba cerrado (Abren de lunes a viernes) pero al menos pudimos disfrutar su fachada. Por cierto por este lugar me encontré con el nombre de esta calle, que cada uno saque sus conclusiones.


Ayuntamiento viejo de Colonia


El cuerpo lo pedía, hacía calor y había sed así que nos compramos una de esas cervezas de medio litro que venden en muchos sitios y nos la bebimos en la calle. Esta vez elegimos otra marca que la del día anterior pero también cerveza de Colonia, mucho más barato que bebértela en un bar... una de nuestras formas de ahorrar.

Cerveza Früh de Colonia
Cerca se encuentra otro de los edificios fuertes de Colonia, el Groß St Martin basílica que ya vimos de refilón el día anterior, también destruida en la segunda guerra mundial (¿Quedó algo en pie?) No hace mucho allá por el año de mi nacimiento se abrieron de nuevo las puertas después de su restauración. Sin duda otro de los símbolos e imágenes de la ciudad. Junto a las casas de colores hacen una bonita estampa desde el Vismarkt.

Groß St Martin
Detalles del Groß St Martin
Interior del Groß St Martin
Tras estar un rato por las orillas del Rin, que estaba plagado de alemanes tostándose al sol, y dar otro paseo por el puente de los candados para volver al coche, volvimos al camping para cenar allí.



Nos duchamos e intentamos dormir pero al parecer había una fiesta en uno de los bares que hay fuera cerca del camping. Se aceptaba (aguantaba) hasta las 11 o así pero no a partir de las 12 o más. En el camping duermen niños y el respeto que tenía ese bar con el camping era 0, los nervios llegaron a los que estábamos en el camping ya que era imposible dormir. Eran muchos alemanes cantando canciones típicas alemanas a grito pelao. La fiesta siguió hasta que un inglés que tenía tres niños pequeños fue al bar y pegó tres gritos bien dados y amenazó con llamar a la policía, la cosa se calmó y quitaron la música. Fue la única nota negativa de nuestra estancia en el camping, fue inaceptable.
 Ahora sí podíamos descansar, al día siguiente teníamos que despertarnos tempranito para salir hacia el que era nuestro próximo destino, Düsseldorf!

Colonia nos pareció una ciudad muy movida con mucho ambiente además de bonita. Dos días creo que fueron suficientes

¿Te has perdido la primera parte? Pincha en el siguiente enlace: Colonia 1/2: La catedral del Rin

3 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Y a mi! te tengo que confesar que es mucho mejor de lo que me esperaba, fue una grata sorpresa.

      Eliminar
    2. Pues algunas ciudades que me sorprendieron mucho en Alemania fueron Hamburgo y Leipzig. Esta última está en el este del país es genial, sobretodo la zona antigua. Viví mucho tiempo en Friburgo, muy recomendable y a menos de una hora de Suiza. Ulm y Nüremberg también son adorables..........Irás descubriéndolas en eintagmitpepa poco a poco, un saludo!!

      Eliminar