"he

29 de diciembre de 2012

Australia: Whitsunday Islands, playa, buceo y muuucha diversión.


Una de las visitas casi obligadas que teníamos era las Whitsunday Islands, un grupo de islas que se encuentran cerca de la gran barrera de coral (la más grande del mundo) y a las que se accede por Airlie Beach a dos horas y algo de Mackay. 




Al no ser posible hacerlo por nuestra cuenta reservamos una excursión de 1 día que era lo único que nos podíamos permitir. Suele ser todo muy caro, nos hubiera gustado hacer un tour de varios días pero cuesta un ojo de la cara. El tour que hicimos se llama Ocean Rafting y es en una lancha con unas 20 personas , nos costó 140 dolares por persona, con la comida y el alquiler del traje anti-medusas más las gafas de bucear incluido. El tiempo fue perfecto, viento pero no demasiado y olas que hacían el viaje muy divertido en la lancha, casi todos en la lancha pegaba un grito cada vez que cogíamos una buena ola.



La primera parada fue para hacer snorkeling, cerca de Border Island, nos dieron una hora para saltar al agua y explorar la zona de coral en la que nos habían dejado. Por desgracia la marea estaba en su punto más alto y el coral pillaba un poco lejos, la corriente también era un poco fuerte y era cansado nadar contra-corriente. Vimos algunos peces con muchos colores pero sinceramente, me había esperado ver muchos más. Sin darnos cuenta ya había pasado el tiempo y cuando miramos hacia al barco nos dimos cuenta de que ya estaba casi todo el mundo subido así que nadando a contracorriente volvimos a la lancha a pegar botes.



La diversión en esta lancha está garantizada, y más con olas, además de que la que dirigía el barco pegaba algunos bandazos que lo hacía aún más divertido. Durante el camino explicaban algunas historias curiosas sobre las islas aunque con el ruido que había, la música y lo rápido que hablaba no nos enteramos de mucho.

La segunda parada fue el Hill Inlet ya en la isla donde está Whitehaven, nos soltaron en una playa desde donde se empieza una ruta facilita hacia arriba hasta que llegas a una vista que se te quedara grabada para siempre. Las vistas desde este mirador son tremendamente maravillosas, nos quedamos embobados viendo tal belleza, con ese color y esa arena tan blanca, casi hipnotizante. Todo lo que habíamos pagado ya había merecido la pena. Volvimos por el otro lado de la isla en un lugar espectacular con tanta arena blanca, al parecer la arena de esta isla es tan blanca al ser de un 99% de silicio. También contiene propiedades buenas para la piel y nos recomendaron embarrarnos con la arena.




La tercera parada fue ya en la bonita playa paradisíaca de Whitehaven, una playa super larga (esta en el top ten de mejores playas del mundo) donde comimos buffet frío y nos dejaron hacer lo que quisiéramos. Le dimos una segunda oportunidad al snorkeling pero por esta playa el coral es muy pobre y no se ve casi nada. Aprovechamos para bañarnos, eso si, con los trajes anti-medusas. 




En el camino de vuelta tuvimos la suerte de ver a delfines y alguna que otra tortuga. La excursión empezó a eso de las 10 y volvimos a las 4 y media de vuelta a Airlie Beach donde nos esperaba mi cuñada con los niños para volver a Hay Point.
Durante la excursión nos hicieron este vídeo donde se ve un poco lo que hacemos, salimos Perrine y yo :)




Este fue uno de los últimos sitios a los que fuimos durante los 13 días que pasamos en Hay Point. Teníamos que salir dirección Brisbane y decidimos hacerlo mediante autostop durante una semana parando por el camino, nada de buses u otros medio, cada transporte seria a dedo. Nunca lo habíamos hecho y teníamos muchas ganas en ello. En el siguiente post escribiré sobre nuestra aventura por Queensland.




1 comentario :

  1. Estamos muy felices de que habéis disfrutado de las Whitsundays! Como nos imaginábamos es un paraíso, a ver si la próxima vez conseguimos ir!!!
    Un abrazo y muchos viajes!!

    ResponderEliminar