"he

12 de mayo de 2013

Nueva Zelanda: Viajando por el corazón de la costa oeste




Cape Foulwind


Llegábamos temprano desde Franz Josef Village, ese día habíamos madrugado mucho para ver el glaciar y el centro kiwi del que os hable en el post anterior. Hokitika es una ciudad en la costa oeste, ciudad donde tienes de todo después de muchos kilómetros sin casi nada (si vienes del sur), salvando a la diminuta Franz Josef. Hokitika es conocido por ser el centro donde se trabaja con el greenstone (jade) y venden por todos lados.








Hay una tienda donde a través de un cristal puedes ver a los trabajadores dándole forma al greenstone. Suele costar muy caro comprarte una pieza de greenstone y aquí no iba a ser menos, es una piedra muy valiosa en Nueva Zelanda. La gente maori lo han utilizado durante años, creando hasta armas con la piedra. Aparte de eso Hokitika es una ciudad acogedora para ser Nueva Zelanda con algún edificio bonito como este reloj. Tiene una buena playa para darse un chapuzón y un paseo marítimo para pasar un buen rato y eso fue lo que hicimos nosotros aunque el plato fuerte de Hokitika no está en la ciudad, está a unos cuantos kilómetros y es conocido por Hokitika Gorge (Gargantas de Hokitika). Llegamos casi al atardecer y no había absolutamente nadie. Fuimos andando lo cual se tarda poco y vimos el porque es tan famoso este lugar, ¡el color del agua! Un color azul turquesa que parece irreal, es como el lago Pukaki y Tekapo pero incluso de color más fuerte y opaco, algo difícil de creer, parece como si le hubieran echado mucha lejía al alguna o algún polvo para darle ese color, pues no, simplemente es un capricho de la naturaleza.






Al ver que no había nadie en el parking del Hokitika Gorge y aunque ponía prohibido acampar, nos quedamos a dormir ahí mismo, tan lejos y ya oscureciendo no iba a venir nadie más y así fue, nos quedamos tranquilamente y salimos tempranito por la mañana con la salida del sol por si las moscas, nos metimos dentro de la isla a Arthur's Pass, pero ese post vendrá próximamente.

Tras Arthur's Pass fuimos a la ciudad más al norte de Hokitika por la costa oeste, otra de las ciudades importantes de la costa oeste, Greymouth, llegamos ya tarde así que nos fuimos a un camping de esta ciudad, un camping de 30 dólares ¡que incluía jacuzzi en el precio! Por supuesto que lo aprovechamos, nos sentimos ricos por unas horas en remojo, todo un lujo que a veces hace falta. A la mañana siguiente nos despertamos con intención de visitar la ciudad, pero entre el tiempo tan malo que hacía sin parar de llover y lo poco que hay que ver lo hicimos muy rápido y nos fuimos siguiendo la carretera hacia el norte, todavía muy pegados a la costa oeste.



Un tramo de carretera de lo más espectacular que había visto hasta el momento, sin duda una de las carreteras más bonitas de Nueva Zelanda... que yo sepa :) Tras algunas paradas llegamos a los famosos y turísticos Pancake Rocks. Son unas rocas en el mar que tienen forma de pancake una encima de otra haciendo como una torre de pancakes, Perrine hace mucho que no come y le dio un bocado para ver como sabían jeje


No es solo asomarse y ver las piedras si no que es un pequeño paseo entre las piedras dejando varias vistas diferentes, unas rocas de lo más curioso, es otro capricho de la naturaleza de tantos que hay en Nueva Zelanda que no para de sorprendernos. Los autobuses turísticos paran aquí, así que es un lugar muy concurrido, otro de los sitios del itinerario turístico de la isla sur, es decir, ¡hay que verlo!









En el parking de los Pancake Rocks descubrimos a un nuevo ave que no habíamos visto antes pero del que si habíamos oído hablar de el, su nombre es weka y como el kiwi, no puede volar. Es un ave que se acerca mucho a la gente y siempre esta en el sitio donde pueda pescar comida de la gente, una costumbre mala que han cogido como hacen las gaviotas o palomas. Se parece al kiwi por la forma que tiene y sus grandes garras y mucha gente confirma haber visto al kiwi (lo he leído en blogs poniendo la foto del weka) cuando en realidad lo que han visto es un weka, además, el kiwi es un animal nocturno, el weka no lo es. A partir de ese momento no íbamos a parar de verlo por todos sitios en esa parte más alta de la costa oeste



Con pancakes todavía en mente seguimos por la fantástica carretera siguiendo siempre a norte, nuestra intención era la de llegar hasta el final del todo. La siguiente parada fue Westport otra de las ciudades con nombre que hace el trío ciudades "importantes" del oeste junto a Hokitika y Greymouth. Westport me dejó un poco frío, una ciudad que me pareció triste aunque algún edificio me gusto. Es básicamente una calle muy larga donde se concentra la masa de tiendas y restaurantes, algún parque y poco más. Dedicamos ese día a pasear por la ciudad tristona, aunque quizás me pareció así por el día tan nublado que hacía, sé que el tiempo influye mucho en las impresiones de las ciudades. Pero a un amante de ciudades como yo, le gusta pasearse por las ciudades que pasa y esta no iba a ser menos, por fea o bonita que fuera, lo importante es conocerla. Nos comimos los fish and chips más baratos que habíamos visto hasta ese día, 6 dólares para patatas, pescado y bebida, ¡vaya chollo!





Como en Hokitika, lo importante de la zona y del porque estábamos ahí no era la ciudad si no algo cerca de ella. Esta vez no era un "gorge" si no un cabo, el Cape -cabo- Foulwind. Solo a unos kilómetros de la ciudad. El Cape Foulwind es conocido por su colonia de focas y por su caminata por las colinas mientras ves las hermosas playas salvajes. Nosotros hicimos la caminata que hicimos en 2 horas o algo así, el sendero es MUY bonito, viendo playas desiertas y salvajes donde solo se bañan los lobos marinos. Lo malo fue que los lobos marinos en este cabo se ven por un mirador desde muy lejos, no como en otros sitios en los que estuvimos que casi se podían tocar (no recomiendo que lo hagas, lo digo por tu bien). Al final de la caminata hay un faro muy antiguo que está hasta oxidado, los hemos visto más bonitos en este país aunque en este caso no era protagonista de la caminata así que nos dio un poco igual.


Ya solo nos quedaba el último tramo de carretera en la costa oeste hacia el norte de la que habíamos recorrido desde el mismo principio en Jackson Bay. El próximo destino, Karamea.




Anterior post del viaje: Nueva Zelanda: Visitando glaciares en la costa oeste
Siguiente post del viaje: Nueva Zelanda: Viajando por el corazón de la costa oeste

________________________________________________________________________________


¿Buscas mas relatos sobre Nueva Zelanda ?

Postamigo

Nueva Zelanda de Mi Baúl de Blogs

No hay comentarios :

Publicar un comentario