22 de noviembre de 2013

Indonesia: Explorando Bali en moto, día 1 (Gunung Kawi, Tirta Empul y Gunung Batur)



Bali en moto
Preparados para salir

Bali en moto, día 1


Nos despertamos sabiendo que a partir de aquel día íbamos a vivir una pequeña aventura por la isla de Bali. Conducir una moto por Bali tras haberlo visto como peatón imponía y daba un poco de cosa imaginarte ser parte de la locura de tráfico de esta isla donde las motos predominan en el tráfico. Ya habíamos tenido la experiencia antes de conducir moto en Goa (India)  y en Langkawi (Malasia) pero de eso ya hacía tiempo y aunque parezca mentira parecía que el tráfico aquí era peor que en Goa a la que fuimos en temporada baja. Nunca había tenido moto en España o Bélgica.
Contratamos la moto en Danis’s Home Stay por 50.000 rupias por día (algo menos de 4 €, sí, es tan barato alquilar una moto en Bali!) que aunque sabíamos que en la ciudad costaba 40.000 rupias lo hicimos por la comodidad de no tener que ir al centro perdiendo tiempo y aprovechar así el día lo máximo posible, en Bali a las 6 ya era de noche. Además, Dani nos hacía el favor de poder dejar las mochilas grandes allí en el home stay pudiéndonos llevar la mochililla con lo básico para estar varios días con la moto, con las grandes sería imposible. Acabaríamos el tour en Ubud que se quedaría digamos como base.


Una vez subidos a la moto todo el miedo desapareció, si vas con mucho ojo no hay ningún problema. Suelen respetarte al volante, lo peor que encontré fue cuando te toca un camión, carro u otro vehículo raro y lento al cual hay que adelantar en una carretera de doble sentido pero en mi caso con la moto iba muy bien. Otro problema fue encontrar los lugares a los que queríamos ir pero preguntando cuando no sabíamos a donde nos dirigíamos se podía hacer, nos ayudaron mucho los balineses, siempre que lo necesitábamos ahí había alguien para ayudarnos. Entre otras cosas estos son los lugares más importantes que visitamos aquél día:

Guning Kawi


La primera parada la haríamos no muy lejos de Ubud, preguntando varias veces por el camino llegamos hasta  Tapamksiring al que fuimos para ir a un complejo de templos llamado Gunung Kawi (que a su vez es nombre de un volcán cercano). La información de los sitios que hay que ver en la isla lo sacamos como no de la Lonely Planet de Indonesia además de blogs donde siempre puedes sacar información muy buena y detallada.
Gunung Kawi es un complejo de templos hindú  que data del siglo XI aunque también tiene una parte budista.  Lo especial de este lugar son los 10 shrines que hay tallados de piedra de unas montañas de roca, los shrines miden 7 metros de altura y son muy especiales para la vista. Estos monumentos fueron dedicados al rey Anak Wungsu de la dinastía Udayana.

Típica estatua balinesa
La típica estatua balinesa

Templos Gunung Kawi
En el interior de Gunung Kawi


 No te dejes engañar:
Para entrar te acosarán para que alquiles un sarong (una falda para entrar a templos hindúes) NO LO HAGAS. En este complejo el sarong va incluido en el precio de la entrada. Nosotros desde que dejamos la moto en el parking ya nos vinieron dos mujeres ofreciendo sarong a unos precios de risa de lo caro que era, nosotros no sabíamos bien que hacer porque no nos informamos de ello antes pero decidimos andar hasta la entrada  y preguntar en la entrada en el lugar que venden los tickets (después de pasar por una calle llena de tiendas y de gente con sarongs) Ahí nos dijeron que estaba incluida en el precio del ticket (15000 rp por persona) De todas formas si no estáis seguros siempre es bueno preguntar a alguien en el que puedas confiar, como los que venden los tickets (aunque no siempre), en cada templo de Indonesia es una historia diferente en cuanto a los sarongs.

Sarong en Gunung Kawi
Con el sarong en la entrada de Gunung Kawi

Tras darnos una vuelta por las enormes figuras de piedra y sus templos salimos con la moto hacia nuestra siguiente parada. Gunung Kawi fue muy interesante y altamente recomendable además de que no está muy lejos de Ubud, en un rato se puede ver.

gunung kawi
Los shrines de Gunung Kawi

Puta Tirta Empul


Al norte de Gunung Kawi y bastante cerca se encuentra uno de los templos más importantes de Bali, se llega bien si te fijas bien en las señales de tráfico. Por el camino íbamos viendo cosas curiosas como edificios que parecían del gobierno, todavía no hemos descubierto exactamente lo que eran. También estatuas gigantes que dan bastante miedo.

Estatuas que dan miedo en Bali
Estatuas gigantes que dan miedo por las carreteras de Bali
Hati hati
Hati Hati! - Precaución!

istana mangawarna
Edificio con banderas indonesias y esculturas que vimos por el camino


Al llegar a Tirta Empul nos desviamos de la entrada principal y entramos por una carretera que va hacia arriba y donde hay un gran parking del templo. Había mucha gente por allí. Una vez allí nos cobraron el ticket del parking como siempre (una miseria, 2000 rp). Buscamos la entrada pero no había nadie cobrando el ticket cosa que nos pareció muy extraña, también nos pareció extraño de que no se veía a ningún extranjero por allí. Entramos sin más y sin pagar.
Este templo data del siglo 962 D.C; cerca del templo brota un agua que proviene del río Pakerisan del que dicen que tiene poderes mágicos. Trata de varias zonas, una zona es como una gran piscina con peces realmente bonita con sus figuras balinesas y un ambiente muy agradable. Antes también tienes que pasar por un lugar donde te ponen el sarong pero esta vez fue gratuito. 


Pura Tirtha Empul
Bienvenidos a unos de los templos más importantes de Bali

Piscina en Tirta Empul
Piscina en Tirta Empul
Allí ya empezamos a ver a los extranjeros. Al parecer la entrada principal está por otro sitio y es donde te cobran el ticket de unas 15.000 rupias así que tuvimos suerte, ya sabéis lo que tenéis que hacer para entrar gratuitamente (si no fue casualidad o lo han cambiado ya). Entrad por otra entrada que no sea la principal si podéis.
Nos encontramos con un lugar con gente metida en una piscina y con fuentes del agua sagrada que caían a la piscina. La gente hacia cola dentro del agua rezando en las diferentes fuentes. En la foto lo podéis ver mejor. 

fuentes de tirta empul
Las fuentes del agua mágica

Tirta Empul
Colas para las fuentes en Tirta Empul
El templo Tirta Empul en si es una maravilla y si encima le sumas esto, la sensación se hace muy especial, algo digno de ver. Para evitar las masas de los autobuses lo mejor es venirse temprano o al atardecer, a nosotros nos pilló llenísimo aunque lo disfrutamos igual. 

Detalles de Tirta Empul
Detalles de los templos en Tirta Empul

Balineses en Tirta Empul
Balineses en Tirta Empul

Para salir lo hicimos por la entrada principal donde vimos esta gran estatua balinesa.

Estatua Tirta Empul
Estatua en la entrada principal del templo Tirta Empul

Café Luwak


Saliendo del templo en nuestra moto nos paró un hombre balinés en su moto que nos empezó a hablar y preguntar sobre las cosas típicas, nos comentó que cerca de allí se encontraba un lugar nuevo donde vendían el café luwak entre otras cosas. Este café lo llaman así porque los granos de café los sacan tras ser digeridos y defecados por los pequeños animales llamados luwak, de ahí el nombre del café mismo, se supone que los granos de café los lavan bien y los procesan adecuadamente para el consumo.

guía balines en moto
Así de sonriente nos paró el hombre para llevarnos a lo de los cafés
Es un café caro pero con muy buena fama. Nosotros llegamos allí con este hombre porque nos pareció interesante aunque se notaba de lejos que este hombre no nos quería traer aquí por cortesía si no para ganarse una propina. De todas formas nos vino bien porque no conocíamos este lugar y sin él no lo hubiéramos descubierto además de que nos cayó muy bien. Allí una mujer nos recibió y nos explicó todo lo que se hace allí, sus plantaciones, la forma de procesar el café, nos enseñaron los luwak que tenían en jaulas y nos dieron una bandeja llena de diferentes cafés y tés para probar. La simpática mujer se sentó con nosotros y nos explicó extensamente lo que era cada bebida mientras nos lo bebíamos, antes nos aseguramos de que no nos iban a cobrar nada, era totalmente gratuito, solo se querían dar a conocer a los turistas. ¡Los cafés y tés estaban todos buenísimos

animal luwak para el café
El animal llamado luwak

balinesa preparando café luwak
Mujer preparando el café luwak
Mujer balinesa que nos invito a café
Mujer que nos invitó a bebernos todos esos cafés gratuitamente

Nos llevó a su tienda donde tienen todos los productos por si queríamos comprar algo que aunque no se tiene que hacer sí que existe una presión creada tras todo el tour. Tras ver los precios tuvimos que decir que no pero sí que compramos una bolsita de una fruta que pudimos probar y que nos gustó, nunca habíamos oído antes sobre ella, esta fruta se llama la fruta de la piel de serpiente  (snakeskin fruit) El nombre es porque la fruta parece que de verdad tiene una piel de serpiente como cascara, nos encantó y a partir de ese momento lo veríamos en casi todos los mercadillos balineses.
Tras salir, “nuestro amigo” nos estaba esperando. Sin decir una palabra nos echó una mirada como diciendo: - Venga, estoy esperando vuestra propina chicos! - Nosotros sin decir tampoco nada le dimos una pequeña propina por habernos traído hasta aquí y hacernos descubrir este café tan raro y típico de la isla.

Nuestro guía que nos trajo al café luwak
El que nos trajo en moto entreteniéndose mientras esperaba

De camino hacia Gunung Batur y estancia en Kedisan


Se nos hacía tarde y teníamos que buscar un lugar donde dormir aquella noche, no teníamos un lugar meta donde dormir pero lo decidimos rápido. Nos dirigimos más hacia el norte, a uno de los puntos fuertes de la isla, iríamos a dormir a las faldas del impresionante volcán  de Gunung Batur. Por el camino el cielo se puso negrísimo, justamente íbamos con la moto a la zona que más negra estaba, sabíamos que tarde o temprano nos iba a caer la de Dios así que avanzamos lo más que pudimos hasta que empezó a diluviar. Nos tuvimos que cobijar en una tienda que había a pie de carretera. Por suerte tras media hora o así paró de llover y pudimos proseguir con nuestro camino. Esta zona de Bali era más auténtica, por estas carreteras podías ver lo que de verdad es Bali, con sus extensos campos de arroz, gente ganándose la vida en el campo, con sus tiendas, restaurantes o de cualquier forma. Gente desinteresada en sacarte dinero y con precios reales de Bali en los warungs donde comimos por precios ridículamente baratos unos platos buenísimos. Bastante diferente de lo que habíamos visto por Ubud. Viajar por Indonesia en moto era lo mejor que podíamos haber hecho. 

lluvia en Bali
Esperando a que terminara el diluvio para seguir
tipica comida indonesia
Típica comida indonesia
Mujeres balinesas con carga en la cabeza
Muchas mujeres en Bali llevan la carga en la cabeza como si nada


Balineses ayudando para el camino
Balineses que nos ayudaban a buscar el camino

Siguiendo por la carretera que va desde Tirta Empul hacia el norte pasamos por un control. Al parecer hay que pagar una entrada para entrar al Parque Nacional Gunung Batur por carretera, nos pilló totalmente por sorpresa, 25.000 rupias inesperadas (algo más de 2 €) Allí mismo tuvimos que repostar gasolina porque íbamos muy justos. Las gasolineras por aquí se consigue de gente con botellas de coca-cola o de agua rellenadas con gasolina en un puestecillo en la carretera, nos echamos unos litros y seguimos nuestro camino llegando hasta Kintamani donde un hombre nos paró en la misma entrada, nosotros paramos creyendo que era otra vez algún tipo de entrada pero se trataba de un hombre ofreciendo alojamiento, el precio nos parecía bueno, dentro de nuestro presupuesto para dormir así que le seguimos en su moto por unas cuestas tremendas hacia abajo, casi caída libre.

Motos-camiones de Bali
Las motos camiones de Indonesia

Nos llevó hasta cerca del volcán Batur el cual desgraciadamente no se podía ver por las nubes. El pueblo donde dormimos se llama Kedisan y el hotel se llama Hotel Surya, nos cobraron 100.000 rupias con desayuno incluido y la habitación muy básica pero limpia y con baño privado y terracita, con eso estábamos más que contentos, lo recomiendo si os quedáis por allí. Una vez que hicimos check-in nos fuimos a dar una vuelta por Kedisan que está en el mismo lago Batur. Unas vistas geniales del lago aunque pronto se puso de nuevo a llover y tuvimos que volver al hotel. 

Vistas del lago Batur en Bali
Vistas del lago Batur

Vistas desde Kedisan al lago Batur
Vistas desde Kedisan al lago Batur

En el hotel nos ofrecieron para ir al día siguiente a subir el volcán Batur pero los precios nos parecieron muy elevados para que nos llevaran hasta allí y nos guiaran hasta arriba. Teníamos pensado hacer otros volcanes de Indonesia así que este no era una prioridad para nosotros, solo lo haríamos si lo pudiéramos hacer por nuestra cuenta que según nos contaron no es muy recomendable. Decidimos no hacerlo y ganar un día para ir a otros lugares de Bali. Había sido un día largo y provechoso por Bali y caímos rendidos en la cama, el día siguiente se esperaba un día igual de movido.





Gastos del día:

Alquiler de moto:        50.000 rupias
Comida:                      110.000 rupias
Alojamiento:               100.000 rupias
Entradas:                    55.000 rupias
Otros:                           68.000 rupias

Total:                          383.000 rupias (sobre 29 €)







Post anterior del viaje: Indonesia: Ubud, con todo el arte del mundo
Siguiente post del viaje: Indonesia: Explorando Bali en moto, día 2. (Pura Besakih, Klungkung, Padangbai, Tirta Gangga y Amed)