"he

27 de enero de 2014

Indonesia: Labuanbajo (isla de Flores) y la isla de Bidadari


sunset en labuanbajo
Atardeciendo en Labuanbajo, preciosa estampa

Odisea para llegar desde Gili hasta Flores

Se presentaba un viaje de los más largos que habíamos hecho jamás. Teníamos que ir desde las Islas Gili por tierra y mar hasta Labuanbajo, en la isla de Flores. En total 3 barcos y 4 autobuses diferentes y 30 y pico horas que nos quedaban por delante, sonaba muy doloroso ¿Lo sería?

Todo el pack de transportes lo contratamos en Gili Air la tarde anterior y nos salió por unas 400.000 rupias por persona  (unos 30 €) tras mirar varias agencias diferentes. Despertamos en Gili Air en nuestra cabaña con un desayuno de un crepe y café y salimos hacia el puerto con nuestras mochilas en los hombros para coger el primer trasporte del viaje que era una barca pequeña hasta Bangsal, localidad situada ya en la isla de Lombok donde supuestamente nos esperaba un minibús para ir a Mataram.


barco de gili air a lombok
Primer barco desde Gili Air hasta Bangsal




En el puerto de Bangsal vino un hombre que nos pedía que le enseñáramos el ticket y al enseñárselo nos lo quitó de las manos diciéndonos que le siguiéramos, nos llevaron hasta un carro de caballos donde nos subieron y dijeron que nos llevarían hasta el minibús(bemo) que va hasta Mataram, nosotros, ingenuos les hicimos caso y nos subimos al carro. Suponíamos que ese transporte también iba incluido en el pack de los transportes que nos llevaban hasta Flores. Nada más lejos de la realidad por el camino empecé a sospechar y pregunté para asegurarme de si estaba incluido en el precio que ya habíamos pagado en Air, cuando me dijo que no nos queríamos bajar de inmediato, ellos seguían en sus trece y no paró hasta llegar, eran solo un par de km que hubiéramos hecho andando. Ellos, enfadados, querían su parte por habernos traído, yo ya decía por el camino que no pagaría nada pero por el espectáculo que se estaba formando decidí pagar una pequeña parte, mucho menos de lo que pedían que era ridículamente demasiado, aunque querían más decidimos largarnos y no seguir discutiendo, por suerte nos dejaron tranquilos, nunca mais. Así que ya sabéis, aseguraos de que nadie os quite el ticket de las manos, ocurren cosas como estas.  Ya hicimos un gran gasto con el pack de transporte y no molaba para nada que te cobrarán más.

Ya donde los minibuses nos hicieron esperar media hora para que consumiéramos en el bar que había por allí. El viaje hasta Mataram duró alrededor de una hora, una vez allí tuvimos que esperar 3 largas horas para subirnos al autobús grande que cruzaría toda la isla de Lombok. Estas 3 horas de espera la dedicamos para mezclarnos con la gente local que no paraban de preguntarnos cosas mientras estábamos allí esperando, uno por ejemplo empezó a enseñarnos fotos en su móvil y una de ellas era un close-up del pene de su hijo del que decía estar muy orgulloso, algo de lo que no pudimos evitar reírnos en su cara porque para él era lo más normal del mundo, era una situación un tanto surrealista.

En un bus aparentemente cómodo y nuevo salimos dirección Labuhan Lombok situado en la otra parte de la isla de Lombok de donde se subiría el autobús a un ferry que nos llevó a la isla de Sumbawa ya anocheciendo. Por la noche subidos al bus cruzaríamos parte de la larga isla de Sumbawa haciendo una parada para comer en un buffet que iba incluido en el ticket de transporte, comida que no me sentó muy bien con el estómago ya revuelto del autobús.  Como muchos lugares en el Sureste Asiatico les encantan el karaoke y lo ponen en todos los autobuses del país, algo que llega a desquiciar sobre todo por lo fuerte que lo ponen! Os pongo vídeo para que os hagáis una idea:






isla de lombok
Vista de la isla de Lombok saliendo de ella dirección Sumbawa
karakoke en el autobus indonesia
Nuestro autobus con el karaoke para todos y todas


Por el camino, el cuarto de baño del autobús empezó a oler muy fuerte a pis y nosotros estábamos cerca teniéndonos que tapar la cara con un trapo por la peste, además, la puerta no se quedaba cerrada por el estado de la carretera que provocaba muchas vibraciones. Por ello y la velocidad a la que iba el autobús hizo que me sintiera muy mal hasta que empecé a vomitar en ese baño tan pestoso, que horror! Fue una noche larga, mala y con muy pocas horas de dormir. A eso de las 4 de la madrugada llegamos a Bima que está ya bastante al este de la isla de Sumbawa donde cambiamos a otro minibús (conocido como “bemo”) no sin antes esperar un par de horas más. En ese momento ya no éramos personas, éramos zombis vivientes con necesidad de colchón. Allí pudimos bajarnos y descansar de autobús, tomándonos un café en un puestecillo (si, a esta hora había puestos abiertos) con un francés viajero que iba en el mismo autobús. 

Más tarde tras las dos horas ya en el minibús que iba lleno hasta los topes con gente hasta subida en el techo seguimos nuestro viaje hasta Sape, ciudad portuaria que nos llevaría en el último tramo del viaje, un barco de unas 6 horas hasta la isla de Flores. Serían las 6 de la mañana y llevábamos casi 24 horas sin apenas dormir, para colmo el minibús iba muy animado, con música indonesia a tope que hacía imposible el dormir, que desesperación!! Lo podéis comprobar en este video, por vuestro bien, bajad el volumen de vuestro altavoz.




El último barco estaba bien, que suerte ¿no? Arriba pillamos unos sillones de madera donde te podías recostar aunque no era muy cómodo que digamos. 

niño indonesio
Niño en el barco Sumbawa - Flores
ferry sumbawa a flores
Camas de madera tras mas de 24 horas de viaje. Aunque incomoda, nos supo a gloria...hasta que el calor empezó a apretar
Estaba bien hasta que el sol y el calor empezó a apretar, entonces nos tuvimos que meter abajo con el aire acondicionado en unas sillas donde pudimos descansar mejor, el mar estaba muy calmo y el paisaje de las islas de Komodo que íbamos dejando camino Flores era espectacular.  Tras muchas horas y sufrimiento llegamos a Labuanbajo, llegamos a Flores!


Por esto que os he contado en el tocho de antes, la mayoría de la gente viene a Flores cogiendo un avión desde Yakarta o Bali, algo mucho más cómodo, eso sí, te pierdes todo lo que te puede ofrecer un viaje como este, pura aventura.
 

vistas a komodo national park
Vistas a Komodo NP desde el barco que nos llevaba a Flores


Labuanbajo, un poco de relax






Labuanbajo es una pequeña ciudad de pescadores y portuaria en la parte oeste de la isla de Flores en la región Nusa Tenggara, muchos (como nosotros) vienen hasta aquí como base para salir hacia el parque nacional de Komodo.
La isla de Flores fue en su tiempo portugués, cuando los exploradores portugueses pasaron por aquí en el siglo XV, de ahí su nombre Flores. Más tarde durante su historia fue conquistada por los holandeses y japoneses hasta que finalmente se independizó junto a las demás islas para formar lo que hoy en día conocemos como Indonesia. Labuanbajo está creciendo brutalmente, esto se puede ver por ejemplo en que el puerto ha DOBLADO su tamaño en los últimos 3 años, aumentando una barbaridad su población y recibiendo más que nunca turistas que vienen a ver las preciosas islas de Komodo y descubrir los otros secretos que tiene guardada esta isla tan misteriosa.

labuanbajo
Llegando a Labuanbajo
Nosotros, una vez llegados del largo viaje, tocaba la siguiente parte de la película, encontrar alojamiento. No fue como lo habíamos esperado, los precios estaban más altos que en Bali o en las Gili y la calidad era bastante peor. Tras buscar en su calle larga por varios hostales nos quedamos en Komodo Indah Hotel, que nos dejaba un muy buen precio. Lo malo era que teníamos un baño indonesio a.k.a. boquete en el suelo y eso es algo que no aguanto, ya aprendí la lección en India pero volví a caer en las garras del presupuesto. La habitación era pequeña y no del todo limpia, además, el baño indonesio era compartido, compartido hasta con los dueños del hotel que viven por allí. El caso es que por 70.000 rupias nos daban hasta desayuno, oferta irrechazable para ahorrarnos un buen dinero que invertiríamos en nuestro viaje por las islas Komodo que haríamos desde allí mismo. 

vistas desde labuanbajo
Vistas desde la carretera principal de Labuanbajo
Bananas secándose al sol

Cuando llegamos al hotel y decidimos quedarnos ya no queríamos hacer nada excepto dormir así que eso hicimos nada más llegar, ya por la tarde. Por la noche fuimos a dar una vuelta y cenar cerca. Nos íbamos a quedar varios días por allí para descansar del palizón y dar tregua a nuestro cuerpo así que fuimos a inspeccionar cual podría ser nuestro restaurante habitual. La comida por Labuanbajo no es que sea muy variada si se busca barato así que fuimos tirando de baksos, nasi y mee gorengs. En el restaurante donde comimos había un grupo de niños muy curiosos.

Niños en Labuan bajo
Grupo de niños en un restaurante en Labuanbajo
Niños en Labuanbajo 2
Niños en Labuanbajo
nasi campur
Nasi campur un poco raro
Una de las cosas que me encantaron de Labuanbajo es que tienen una panadería! No lo dudamos ni un momento y comimos más de una vez pan, por cierto, muy bueno. Con mermelada, nutella y mantequilla del supermercado comimos de lujo, es increíble lo que se puede llegar de echar de menos un alimento tan básico como el pan, yo personalmente es un alimento que si no lo tengo es como si me faltara algo importante, puede ser que sea la razón de que siempre pierdo muchos quilos cuando viajo por Asía.

pan en labuanbajo
Pan en Indonesia!

Una de las cosas más comunes de hacer en Labuanbajo es ver el sunset para ello hicimos caso a un consejo que nos dieron durante el viaje que teníamos apuntado y nos fuimos al bar que nos dijo. Para ello andamos mucho desde el hotel pero mereció la pena para conocer una parte de la ciudad en la que no habíamos estado, una vez en el bar me pedí una cerveza, Perrine un milkshake y en primera línea teníamos unas vistas preciosas con el atardecer, pudimos hacer un pequeño time lapse que salio como veréis a continuación, lo disfrutamos mucho.





atardecer en labuanbajo
Atardecer en Labuanbajo
Ya en la noche fuimos  a comer a la zona donde se ponen todos los puestecillos, hay muchos carros vendiendo su comida y probamos algunas cosas como las cosas fritas y rebozadas que suelen vender (patata y otras verduras) y que aún no habíamos probado.

puestos de comida en Labuanbajo
Puestos de comida de noche en Labuanbajo, difícil de elegir entre tanto puesto


Bidadari Island, snorkeling y relax






Uno de los días nos hicimos una excursión aparte de la de las Komodo Islands, nos fuimos directos al puerto a negociar con algún barco para que nos llevara a alguna isla cercana, negociando y mirando precios decidimos que el destino sería la isla Bidadari, isla no muy lejos de Labuabajo y con buena fama. Haciéndolo de esta forma te ahorras dinero ya que en las agencias que lo ofrecen suelen cobrarte un plus, si vas directamente al capitán del barco podrás ahorrarte pagando directamente a él.
Antes de salir y tras pactar la excursión fuimos un momento al centro para comprar pan en la panadería de allí que tanto nos gustó, agua, fruta y alquilamos unas gafas y tubo para bucear. El viaje en barco duró casi una hora si no más y nos dejó en una playa de la bonita isla de Bidadari que tiene una playa preciosa aunque no estuviera del todo limpia. Perdonad por la calidad de estas fotos, las hicimos con la cámara resistente al agua y su calidad deja mucho que desear.

playa de bidadari, Komodo
Playa de Bidadari
Allí pudimos echar el día buceando y andando por la isla, el agua es muy transparente aquí y había muchos peces con los que entretenerse. Aquí pudimos ver por primera vez al Nemo, por fin le encontramos!! Es gracioso como este pez se queda en su trozo de alga aunque te acerques mucho, se te queda mirando fijamente y casi hasta lo puedes tocar, también nos cruzamos con un banco de peces, nunca había visto tanto pez junto y vimos un pez muy parecido a Nemo (pez payaso) con la diferencia de que tiene una linea blanca en su espalda.




bidadari underworld
Peces curiosos en Bidadari
nemo en bidadari island
No te escondas, te encontramos Nemo!
Banco de peces en las aguas de Bidadari
Peces de coral everywhere
Estuvimos buscando tortugas pero no tuvimos suerte parece que por aquí no se acercan mucho aunque nunca se sabe en estas aguas! Poca gente aparecía por allí, esta isla tiene un resort en la otra parte de la isla de la que estábamos, vimos a algún guiri en kayak por allí.



Nuestra próxima visita sería a las islas Komodo, otro sueño que estaba al alcance de la mano y que teníamos que cerrar!



Post anterior del viaje: Indonesia: Gili Islands, un paraiso sin leyes
Siguiente posr del viaje: Indonesia: Islas Komodo, una de las 7 maravillas naturales del mundo




¿Buscas mas relatos sobre este temal?

Postamigo



Como ir de Bali a las islas Gili de Una Idea un viaje

No hay comentarios :

Publicar un comentario