27 de agosto de 2014

Ruta de 12 días por Croacia, datos prácticos





Mapa de la ruta






Entradas sobre el viaje



Día 1 y 2Zagreb, la ciudad de San Marcos


Día 4 y 5: Zadar y Pag, entrada en la Costa Dálmata pasada por agua

Día 6 y 7: Split, la ciudad del emperador Diocleciano

Día 8: Brač, la isla de la lengua dorada


Día 9: Hvar, la isla más famosa del Mar Adriático

Día 10: Isla de Korčula, "Marco Polo nació aquí" 




Resumen y datos útiles de Croacia


A modo de resumen y como último post del país intentaré resumir lo que fueron estos 12 días para nosotros por Croacia:

A diferencia de Eslovenia este país lo haríamos en transporte público con lo que estábamos un poco limitados a la hora de visitar lugares más recónditos y siempre dependíamos de los malos horarios de temporada baja del transporte público de Croacia, sobre todo con los ferries con la compañía Jadrolinija para llegar a sus diferentes islas que en verano se duplican. Los autobuses también disminuyen en cantidad de ellos entre ciudades, sobre todos entre ciudades más turísticas.

Ruta:


Croacia, como la mayoría de países balcánicos, es un país pequeño y fácil de visitar. Un país que está creciendo desmesuradamente en Europa como destino turístico. Muchas son las maravillas que guarda en su interior... de nuestra ruta destacar su capital Zagreb, una ciudad muy agradable de visitar, muy animada y viva con mucho que ver con el cementerio más bonito que jamás vi. Los lagos Plitvice son sin duda uno de los puntos fuertes de Croacia, toda una delicia para los ojos ver todas esas cataratas y lagos de color casi irreal. Sin embargo, lo que más nos sorprendió del país fue su costa, con todas esas islas montañosas tan bonitas. Islas como Brac, con sus pueblos de piedra blanca y su cuerno de oro; Hvar y su bonita fortaleza; Korcula, la isla de Marco Polo donde hicimos una ruta en bicicleta hasta Lumbarda y disfrutamos de su delicioso vino Grk. Zadar y la isla de Pag nos toco visitarlos bajo la molesta lluvia, aún así vimos como se celebran las bodas croatas en las calles de la bonita Zadar, con cánticos y con banderas croatas recorriendo las calles de bar en bar. Split fue otro gran descubrimiento, con su palacio Diocecliano sorprendentemente bien conservado y Dubrovnik que aunque sus masas turísticas lo estropearan un poco sí que fue digno de ver, sus murallas son las mejores conservadas del mundo y las vistas desde su monte Srd son toda una maravilla. Nos faltaron cosa por ver que por el tiempo u otras situaciones no pudimos visitar.

Gastronomía, valuta, idioma... 

Su gente es sencilla y más abierta que la que nos encontramos en Eslovenia, más dicharachera aunque hablen menos inglés que su país vecino, se puede ver más la vida tradicional en sus mercados y pueblos y está menos europeizada a pesar de que entraron en la UE hace poco. Su moneda es la Kuna (1€ = 7,6 kunas) y su idioma oficial el croata, muy similar al serbio y algo más diferente del esloveno, las palabras básicas que habíamos aprendido en Eslovenia eran prácticamente iguales. 
Su gastronomía es similar a la de los vecinos con platos típicos como el burek, el cevapcici, los helados, los potajes y mucha...mucha carne. El queso de Pag, las ostras de Ston o el vino de Grk de Lumbarda son productos famosos dentro y fuera de Croacia. En sus panaderías encontrarás todo tipo de panes y dulces riquísimos. También, aparte de la influencia turca, tienen mucha influencia italiana con mucha pizza y pasta. No es un país para venir a hacer dieta...



Presupuesto:

Es un país relativamente barato, sobre todo en temporada baja en cuanto a tema alojamiento. Más barato que Eslovenia pero más caro que otros vecinos balcánicos. Pudimos mantenernos en el presupuesto de 35€/día por persona donde se incluyen todos los gastos. El alojamiento fue todo un ahorro ya que en temporada alta los precios se disparan al doble o más o así nos decían en más de una ocasión, todo un alivio para el bolsillo. Por alrededor de 20-25 € se podían encontrar alojamiento decentes, en algunos lugares hasta apartamentos grandes con cocina y hasta terraza.
Para la comida es barato, por uno 3 o 4€ puedes comer un buen plato en un restaurante, según donde te muevas claro está. En zonas turísticas los precios se disparan... un ejemplo es la ciudad vieja de Dubrovnik. La comida rápida abunda y es muy barato, perfecto para presupuestos ajustados aunque no sea lo más sano. Nosotros al disponer más de una noche de cocina en nuestro alojamiento hacíamos las compras en el supermercado y nos ahorramos una pasta de está manera.


Un país para todo tipo de viajero:

Croacia es un país recomendable tanto como para mochileros como para los que buscan relax, sol y playa. Para viajeros independientes, parejas o familias con niños. Croacia está bien adaptado al turismo y puedes disponer de todas las facilidades que se precisen. No se necesita visado ni pasaporte para entrar a él, con el carné de identidad podrás circular por él sin problemas. De alojamiento tiene de todo y para todos, desde hoteles de lujo hasta hostales con dormitorios, nosotros optamos por la opción de los apartamentos o estudios de particulares que suelen ofrecer en las estaciones de autobuses o trenes y que salían muy económicos a la par de estar muy bien.