"he

30 de enero de 2015

Rep. Macedonia: Bitola, la antigua ciudad de Heraclea Lincestis

Heraclea Lincestis

Antes de llegar a la capital macedonia queríamos ver algo más del país que se saliera de lo común así que investigando y preguntando decidimos hacer una parada en la ciudad de Bitola, cerca de la frontera con Grecia. Para ello, tomamos un autobús de la estación de Ohrid que se encontraba cerca de donde nos alojábamos.


No fue un trayecto largo pero aquel día ya habíamos estado por Vevchani y Struga así que llegamos por la tarde cansados a Bitola. El autobús nos dejó en las afueras de la ciudad con lo que tuvimos que andar algunos kilómetros con las mochilas a cuestas, menos mal que teníamos el gps del móvil para encontrar el hostal fácilmente, lo habíamos reservado con antelación. Se trataba de un hostal recién abierto y muy céntrico, era perfecto para conocer la ciudad.

Nada más acomodarnos en el hostal y descansar un poco de la paliza de día, decidimos tomarnos la tarde con tranquilidad. Nos fuimos a su calle principal Shirok Sokak, una calle muy animada con muchos bares, restaurantes y gente joven, la calle la más céntrica de la ciudad. Anduvimos tranquilamente para encontrar un lugar en el que cenar, cayeron un par de pizzas. Decidimos acabar el día yendo al cine viendo una película en inglés con subtitulos en cirílico.

Calle Shirok Sokak
Escultura cerca del cine
Al día siguiente tocaba de verdad conocer Bitola, ya nos había dado una buena sensación la noche anterior, es una ciudad con mucha vida y nos sentíamos que nos encontrábamos en la Macedonia más auténtica. No teníamos muchas expectativas y ya nos estaba resultando mejor de lo que nos habíamos esperado. Arriba, donde se inicia la famosa Shirok Sokak, hay una plaza muy bien decorada y cuidada. donde se alza en las alturas un caballero subido a su caballo, se trata de Filipo II de Macedonia. Rey de Macedonia desde 355 a.c. hasta su muerte y padre del famoso Alejandro Magno. En la misma plaza hay unos bancos decorados con escudos típicos de la época románica-griega y una fuente muy curiosa ambientada en la misma época, todo te hace recordar aquella época.



Al fondo de la plaza se puede ver la histórica torre del reloj, un edificio llamativo que completa la bonita imagen de Bitola con la mezquita y la plaza de Filipo II. Alrededor también se pueden contemplar bonitos edificio que hacen de esta plaza el lugar más céntrico y turístico de la ciudad.


La fuerte y Filipo II de Macedonia

Torre del reloj

Mercado de Bitola


A espaldas de esta plaza y dirigiéndonos hacia la mezquita en obras de Haydar Kadi nos encontramos con un bullicioso mercado, de los que nos gustan a nosotros. Un mercado lleno de vida en el que callejeamos hasta hartarnos además de comer de algunas de las frutas que vendían por sus múltiples puestos, nos encontramos con productos que nunca antes habíamos visto, como las tiras de material viscoso que vendía un hombre mayor que trató de explicárnoslo en su idioma y con gestos pero que no pudimos entender.


Material que no supimos para que es, parecían salchichas
Foto desde la plaza hacia la mezquita
Aceitunas de todas clases
Hombre vendiendo simits turcos
Quesos macedonios

Heraclea Lincestis


Tras una entretenida visita al mercado de Bitola fuimos camino al lugar más famoso de la ciudad para los amantes de la historia. Bajando por la larga calle Shirok Sosak y por un parque donde mucha gente se dedicaba a hacer footing llegamos a la ciudad en ruinas de Heraclea Lincestis.



El lugar estaba desierto, al llegar nos encontramos con un hombre que trabajaba bajo el radiante sol, sudoroso y cansado nos dio la bienvenida. No parecía que recibiera visitas a estas alturas del año, además de ser una ciudad poco turística también nos encontrábamos en plena temporada baja, es por ello que se encontraba en pleno proceso de rehabilitación. En la actualidad todavía están excavando para encontrar más partes de esta ciudad enterrada.



Heraclea Lincestis era una ciudad antigua griega, capital de la Alta Macedonia del antiguo Reino de Macedonia en la que hubo vida allá en los años 400 A.C, fundada por el rey Filipo II de Macedonia. La ciudad fue nombrada así en honor al héroe griego Heracles, con Lincestis que significa "Tierra del lince". La ciudad, tanto como el reinado de Macedonia, fue conquistado por el imperio romano. Por esta ciudad pasaba el camino que cruzaba todos los Balcanes llamada Via Egniatta, siendo Heraclea una parada importante de la calzada por aquel entonces.

Son muchos los vestigios que se han encontrado ahora de aquella época romana. Como por ejemplo el anfiteatro, mosaicos, pórticos, termas... algunos en bastante buen estado. 
Lo que más nos llamó la atención fue el anfiteatro que fue mandado a construir por el emperador romano Adriano en lo alto de la colina y dejó de utilizarse con la entrada del cristianismo, ya que prohibieron las batallas de gladiadores en todo el imperio romano a finales del siglo IV.


Álvaro en el anfiteatro


En la basílica se encuentra el mosaico más importante y mejor cuidado de las ruinas, por desgracia estaba tapado por motivos de cuidados. Pero si lo pudimos ver en Bitola mismo en el suelo, cerca del parque. Es el mosaico de un ciervo.


Mosaico imitacion del que hay en Heraclea
Paseamos en solitario, muchas partes con cartel informativo de lo que fue, la libertad por las ruinas era total para nosotros. Nos movimos entre ellas aprendiendo de la historia griega y romana, es increíble imaginarse que bajo los suelos que pisábamos ocurrió tanto hace taaato tiempo.



Saliendo de allí hacia Bitola, el hombre encargado de las ruinas nos paró para preguntar que nos había parecido. Entre pitos y flautas la conversación se fue a otros temas de importancia macedonia, el hombre nos estuvo hablando casi una hora sin parar sobre asuntos de conflictos de identificación entre la República de Macedonia y la región griega de Macedonia. Según él, los hallazgos encontrados por tierras de Macedonia demuestran que los macedonios estuvieron antes que los griegos así como su lengua, algo que niegan los griegos. En el siguiente post sobre Skopje describiré con más detalle este curioso asunto que enfrenta tanto a estos dos países.

El resto del día lo dedicaríamos a deambular por el centro de la ciudad, comiendo y disfrutando del buen tiempo que hacía. Pronto nos fuimos al hostal a descansar y usar un rato internet, al día siguiente nos íbamos a Skopje, no teníamos ni idea de lo que allí nos íbamos a encontrar...

Bitola nos pareció una ciudad interesante. Conocimos mejor Macedonia y su gente además de mucha historia interesante sobre griegos, macedonios y romanos. Una ciudad con mucha vida joven, un lugar donde es difícil aburrirse, perfecta para uno o dos días. Skopje nos espera...

Cerveza macedonia





Sigue nuestro viaje por Centro Europa y los Balcanes

Post anterior del viaje: Rep.Macedonia: La República de Vevchani


No hay comentarios :

Publicar un comentario