21 de noviembre de 2015

¡América, allá vamos! Nos vamos de nuevo sin billete de vuelta



["I can't tell where the journey will end but I know where it starts"]

Como bien dice el texto de esta canción que tanto me inspira -no sé donde terminará el viaje pero sé donde empieza-: El próximo 2 de febrero da comienzo una nueva etapa en nuestras vidas, nos vamos de nuevo en un avión, esta vez con destino Los Ángelessin billete de vuelta y con los mismo protagonistas de siempre, Perrine y yo. Una vez más y como ya hicimos en nuestro primer viaje largo por Asia, Oceanía y los Balcanes, nos vamos con una Working Holiday Visa en nuestras manos, esta vez de Canadá, para poder sobrevivir económicamente mientras viajamos ya que América del norte no es nada barato. 


Dar la vuelta al mundo son unas palabras que dan vértigo, un sueño... el clímax para todo viajero, decir que lo has logrado es la envidia de todos, sana o insana. Sin embargo, nosotros preferimos viajar por "zonas", conocer mejor el continente sin estar dando demasiadas vueltas. Concentrarnos todo el tiempo que tengamos disponible para conocer a fondo, o al menos lo que podamos, la esencia de algunas partes del continente americano, este mastodonte de cintura delgada que ocupa medio mapa del mundo. Un año, dos, quién sabe si más, será el tiempo que dedicaremos a ello. Todo depende del dinero que dispongamos, la suerte que corramos, el estado de nuestra salud o nuestras ganas de seguir (no creo que esto suponga un problema :-P). Un proyecto ambicioso por el que estamos luchando y que ya está casi listo para poder hacerse realidad.

Hace dos años volvíamos de nuestro primer viaje largo, pero aún con un demonio en nuestro hombro (llámalo ángel) que nos susurraba al oído que teníamos que volver a hacerlo. Tras ese año sabático que empezamos por Malasia y que acabamos en Estambul por circunstancias que muchos sabréis si habéis seguido el blog. Volvíamos a casa, nos quedaba poco dinero y por suerte enseguida empezamos a trabajar (volvía a mi puesto de trabajo en la misma empresa) y retomar nuestra vida cotidiana que teníamos en Bélgica antes de salir. Con el paso de los meses nuestras cabezas enfermas viajeras cavilaron un nuevo plan. Queríamos conocer América de pies a cabeza sea como fuere y la queríamos conocer lo antes posible, nada de viajes cortos, el último continente que nos falta por pisar. Empezamos a ahorrar todo lo que pudimos durante estos dos años (aunque no pudimos evitar hacer alguna escapada como la que hicimos/hice a Ghana, PoloniaIsrael y Palestina, y nuestras escapadas por Bélgica y Países Bajos). Conseguimos la complicada Working Holiday Visa de Canada que fue crucial para la decisión final y dentro de pocos meses estaremos de nuevo con las mochilas colgadas en busca de nuevas aventuras.

La idea principal es la de  empezar el viaje pasando un par de meses o tres por la costa oeste de EEUU para luego subir a Canadá donde viajaremos y trabajaremos según nos vaya, nuestra intención es la de quedarnos más o menos medio año. Luego desde Canadá ir bajando por América Central hasta llegar a América del Sur donde pasaríamos otra temporada...hasta que aguantemos. Para que nos dure trataremos de dormir haciendo coachsurfing, woofing, camping y lo que sea para ahorrar en el mayor gasto de todos: el alojamiento. Para transportarnos intentaremos tirar lo máximo posible de autostop como ya hicimos en Australia aunque creo que no podremos evitar alquilar un coche en Estados Unidos o incluso comprar una furgoneta-casa en Canadá para luego venderla como ya hicimos en Nueva Zelanda durante la Working Holiday Visa.

El tiempo se nos echa encima y todavía tenemos muchas cosas que arreglar, al menos ya tenemos la experiencia de haberlo hecho antes y esta vez nos lo estamos tomando con más calma. No voy a volver a hablar sobre los preparativos que tenemos que hacer para un gran viaje, eso ya lo hice la vez anterior.

Volveré a dejar mi puesto de trabajo, esta vez sin la certeza y seguridad de que al volver tendré mi puesto libre esperando pero no es algo que me preocupe demasiado, no estando en Bélgica. A finales de diciembre dejo el trabajo para ir a España durante un mes para así poder disfrutar de la familia y amigos antes de irnos.

¡El 2 de febrero comienza la aventura!