"he

12 de marzo de 2016

Estados Unidos: Joshua Tree National Park, acampando entre joshuas y boulders

-A mala noche, buena cara. Posando con un árbol Joshua-

Y pensar cuando planeabamos nuestro viaje por Estados Unidos desde casa que pasaríamos frío en nuestros primeros meses del viaje, llegabamos en pleno invierno y las nevadas que se veían por la televisión por todo Estados Unidos nos hacían pensar en lo peor. Pues resulta que no es que esté haciendo frío si no que estamos pasando calor, un calor agradable que te permite estar con ropa corta y broncearte sin llegar a quemarte, el tiempo perfecto para visitar los desiertos.


Esta vez nos dirigiamos hacia Joshua Tree National Park, uno de los parques nacionales de California que se encuentra cerca de Palm Springs. Nos confiamos y salimos al atardecer de la ciudad llegando ya de noche al parque nacional con la confianza de que sería fácil encontrar un lugar para acampar, ya que era tan tarde pensamos en ir a un camping de pago para evitar complicaciones. Nada de eso, no iba a ser tan fácil como creíamos.


Al llegar al control de entrada del parque un letrero nos avisaba, ''All campgrounds within the park are full''. Era domingo por la noche, con lo que pensamos que la gente se iba a casa a dormir después de pasar el finde en el parque. Al llegar al puesto de control del parque nacional, el guarda forestal nos dice que el lunes es día festivo y que por eso estaba todo lleno, era el Presidents Day, uno de los pocos días festivos nacionales, vaya mala suerte! Buscar un lugar para acampar en plena oscuridad no era tarea fácil ya que tenía que ser backcountry camping, es decir, coger todas las cosas, meterte campo adentro y acampar donde no te puedan ver. Sumando a la oscuridad, hacía una ventolera terrible, casi volabamos, o mas bien nuestra tienda de campaña.


-Foto tomada a la mañana sguiente-

No nos quedaba otra opción que hacer el backcountry camping. Tras una recomendación del guarda forestal que nos dio mapas e información del parque fuimos parque adentro y aparcamos en el inicio de un sendero. Metimos rápidamente todo lo que nos iba a hacer falta para acampar en las mochilas y con las linternas nos fuimos campo adentro para buscar un lugar en el que acampar. Tras andar unos pocos kilómetros encontramos un buen lugar, aunque en plena ventolera. Fue complicado poner la tienda sin que saliera volando y dormir con el ruido del plástico de la tienda por el viento preveiamos que ibamos a tener una noche en vela.

Empezábamos con mal pie nuestros días por el parque aunque eso tuvo arreglo rápido. Despertarnos en pleno parque nacional con unas vistas nuevas para nosotros remendó todas nuestras penurias de la noche anterior. El día nos presentó a la protagonista estrella del parque nacional, el árbol llamado Joshua (de la familia de los yucas), un extraño árbol en peligro de extinción que aquí descansa en paz en toda esta area protegida que ha sufrido mucho la sequía de los últimos años en el estado californiano. Recogimos todas las cosas y nos fuimos de vuelta a donde aparcamos el coche para empezar en condiciones nuestra visita a este especial parque natural.


-Carretera que cruza el parque lleno de los árboles Joshua-

Con el completo folleto que te dan al entrar al parque y la ayuda de la lonely planet podíamos elegir los puntos y senderos que ibamos a ver en estos dos días. Lo primero fue conducir por sus carreteras plagadas de Joshuas, sin duda el protagonista que se llevó la gran parte de fotos.

- Os dejo con las cosas más interesantes que fuimos viendo por el parque:



Skull Rock


Al lado de la carretera principal que cruza el parque te encuentras con una de las curiosidades de este lugar. Una de las muchas rocas que abundan por el parque pero con una forma un tanto especial, si le echas un poco de imaginación puedes ver la forma de una calavera (skull en inglés), aunque tenga un ojo a la birulé.


-Skull Rock-
-Roca y boulders que predominan el paisaje de Joshua Tree National Park-

Ryan Mountain Trail


Este fue el primer sendero que hicimos en el parque, un camino que te lleva a lo alto del Monte Ryan tras un par de kilómetros donde el paisaje te regala unas vistas espectaculares de casi todo el parque, un paisaje bastante diferente del que vimos en Anza-Borrego unos días atrás. Las vistas bien merecen la pena el esfuerzo, muy recomendable!


-Monument mountain-
-Vistas desde el Ryan Mountain-
-Perrine dando brincos de alegría  sobre los  boulders, no fue fácil subir a la piedra!-  

Keys View


Sin tener que hacer ningún sendero puedes tener una de las mejores vistas del parque (por no decir la mejor) de todo el paisaje que te rodea. Este mirador está conduciendo varios kilómetros cuesta arriba desde el inicio del sendero de Ryan Mountain. Una de esas vista que te roba el aire de los pulmones por unos instantes, un lugar obligatorio para todo el que viene hasta este lugar. Por suerte encontramos un hueco en el que el viento no molestaba tanto para disfrutar de estas vistas tan espectaculares de el valle de la falla de San Andreas y de las montañas rocosas, las fotos no consiguen hacer justicia a lo que se siente ahí arriba.



-Rocky mountains desde el Keys view-

 Bakker Dam


Un sendero corto pero inteso de casi 2 km que da mucho de sí. Perfecto para quien no quera andar demasiado, poder ver formaciones rocosas y boulders impresionantes. Por la mitad del sendero te encuentras con un pequeño y bonito lago que antiguamente fue una presa. Al final ya casi de vuelta puedes encontrar unos petrográficos en unas piedras, una pena que hayan pintado cosas al lado haciendole perder interés.


-El lago de Bakker Dam-

Hidden Valley Trail (El valle escondido)


Comimos algo en las mesas que hay en el parking del sendero de Hidden Valley, algunos pájaros jays azúles y unos cuervos gigantes esperaban a que se nos cayera unas migas del pan para ir al ataque.
Hidden Valley es el paraíso de los escaladores, unas paredes verticales de roca blanca hace que este lugar sea una meca de la escalada en Estados Unidos, además de gente escalando tiene un sendero bonito de 1.6 km entre impresionantes formaciones rocosas y un horizonte lleno de montañas de piedra.

-Los bonitos jays azúles-
-Cuervo gigante sobre un árbol Joshua-
-Montañas de rocas por todos sitios-

-Panorámica del Hidden Valley-
Esta vez queriamos buscar un sitio para acampar con la luz diurna y evitar situaciones indeseadas, por suerte parecía que el viento aflojaba pero queríamos aseguramos de encontrar un lugar tras una de esas piedras gigantes para que hiciera de escudo contra el viento. Para ello nos fuimos al sendero de Boyscouts Trail por el que se puede acampar legalmente rellenando el permiso que encuentras al inicio del sendero. Anduvimos algunos kilómetros entre rocas y joshuas y pusimos nuestra tienda en uno de los lugares más bonitos en los que habíamos acampado hasta ahora. Solo había que esperar a la oscuridad para ver el espectáculo que nos regalaría un cielo con cientos de estrellas iluminandonos la coronilla. Fue momento para seguir aprendiendo sobre como hacer fotos a estrellas, cada vez me voy acercando más a la foto que ando buscando, tdavía queda bastante que perfeccionar, no es tarea fácil! 

-Aprovechando las rocas de asiento para ver fotos del viaje-
-Nuestras vistas desde la tienda de campaña-
-Árbol joshua bajo el mar de estrella-

Aprovehamos tan bien el día en Joshua Tree National Park visitando sus highlights que decidimos irnos ya al día siguiente al siguiente destino que andaba no muy lejos de aquí, nos ibamos al alto desierto de Mojave, Mojave StatePreserve, sin duda, el más aislado de los 3  que nos encontramos en el sur de California.





Post anterior del viaje:
Palm Springs y Salton Sea, el lago de la muerte
Siguiente post del viaje: Estados Unidos: Mojave, el desierto olvidado de California

No hay comentarios :

Publicar un comentario