"he

29 de julio de 2016

Arches National Park, pura fantasía natural



Nuestra corta visita por el suroeste de Colorado visitando lugares como Durango, Silverton y Mesa Verde nos dejó con ganas de más. Colorado se merece un viaje aparte, un estado perfecto para los amantes de la naturaleza que necesita su tiempo, pero teníamos que seguir nuestro camino hacia el oeste para seguir con nuestra ruta que nos llevaría de vuelta a California en unos cuantos días. Ya llevábamos casi tres meses viajando en coche y todavía nos quedaban un par de semanas antes de llegar de nuevo a Los Ángeles.

Desde las interesantes ruinas indígenas de Mesa Verde salimos de Colorado pasando por Cortéz para entrar de nuevo a la increíble Utah por el este del estado. De nuevo se nos aparecían esos extraños paisajes rojos de planeta Marte que se reúnen en la Meseta del Colorado, de nuevo esa sensación de muchas ganas de hacer senderismo por esos paisajes bizarros, estábamos cerca de ello. Llegaríamos a Moab, centro de operaciones para ver dos de los parques nacionales más importantes de Utah y de todo EE. UU. : Arches National Park y Canyonlands National Park.

Primero pasaríamos unos días en Arches, un lugar que tiene mucho... mucho que ofrecer, sobre todo senderismo que era a lo que habíamos venido a hacer básicamente pero esto os lo enseño más adelante.

Moab es una pequeña ciudad que tiene de todo, con el paso de los años y gracias a los dos parques nacionales que la rodean se ha convertido en un lugar de reuniones para viajeros y gente en busca de aventura y deporte. Hoteles, restaurantes de todo tipo y supermercados abundan por la ciudad. Su gran centro de visitantes sirve de ayuda para el que quiera información, un mapa o un poco de WIFI gratis, siempre tan útiles estos centros, suele ser la primera visita que hacemos cada vez que llegamos a un nuevo lugar. Aprovechamos los servicios de la ciudad yendo al supermercado para nuestros días de senderismo, lavamos la ropa en un Laundromat y nos bebimos unos cafelazos tamaño americano para junto al portátil aprovechar del internet.

Para dormir nos la arreglaríamos para hacerlo gratuitamente muy cerca de Moab, a tan solo unos kilómetros pasando de largo por la entrada de Arches NP. Una carretera de tierra donde se puede acampar a los lados de la carretera gratuitamente que se llama BLM 378 (de nuevo gracias a freecampsites.net). Resulta que coincidía con unas vacaciones de estudiantes en el estado de Utah y era mucha la gente que nos encontramos de viaje por aquí, tanta, que llenaban los mejores lugares donde poner la tienda de campaña o la caravana así que tuvimos que buscar un poco en la oscuridad para encontrar un buen lugar. Una cosa teníamos clara, esta noche no dormiríamos solos, no sería el destino de soledad absoluta como en Anza-Borrego, por ejemplo.

Nuestras expectativas de Arches National Park eran muy altas. Durante nuestro road trip había sido tanta gente la que nos habían hablado maravillas de este lugar que teníamos muchas ganas de conocerlo. Antes de escribir nada sobre Arches deciros que... ha sido el lugar más increíble que he visto en todo nuestro viaje hasta la fecha. Thumbs up para Arches, un lugar de pura fantasía natural con arcos creados naturalmente de cientos de formas y tamaños. Es aquí donde se encuentra la mayor concentración de arcos naturales en todo el mundo, en total se estima que existen unos 2.000 arcos repartidos por todo el parque, ¡una locura!

Os dejo con las mejores caminatas y paradas de nuestro paso por Arches National Park:

Devils Garden Trail


El primer día fuimos temprano hacia el final del parque nacional donde hay una de las caminatas más bonitas y completas de Arches, su nombre: Devils Garden (Jardín de los diablos) y nadie debería de perdérsela si se visita este parque, ¡estás obligado!. Una ruta de senderismo  que nos tomó casi todo el día haciendo muchas fotos y parando mucho en cada punto de interés. Es una ruta relativamente fácil que todo el mundo podría hacer aunque algunas secciones requieren algo de agilidad para subir y moverte entre las rocas. Se podría hacer en 3 o 4 horas dependiendo de tu tempo y paradas, a nosotros nos llevó más de medio día porque paramos mucho. Una cosa que hay que tener clara a la hora de hacer este sendero es venir temprano para tener aparcamiento, cuanto más temprano mejor. Cuando terminamos el sendero estaba todo lleno de gente, la mayoría de ella solo viene para hacer la primera parte hasta el Navajo Arch o Landscape Arch, no son muchos los que hacen todo el sendero entero y es una pena. 

La primera parada una vez que empiezas la ruta hay un desvío que te lleva a Pine Tree Arch Tunel Arch, fue nuestro primer acercamiento a uno de estos arcos creados naturalmente con el paso de los cientos de años gracias a la erosión de este tipo de roca por viento y agua. 


Es como una ventana a un paisaje sorprendente, todo sus alrededores son dramáticos con todas esas rocas rojas, hoodoos y montañas nevadas como background. Pine Tree Arch es un arco muy grande por el que puedes pasar debajo, lo disfrutamos para nosotros solos. Más cerca de la ruta principal se encuentra Tunel Arch que más que un arco es un agujero en la piedra y se ve a la lejanía.




Tras esos dos arcos volvimos a la ruta principal para seguir con el sendero que tras unos kilómetros nos llevó hasta un lugar donde se encuentran tres arcos. El primero de ellos es Landscape Arch, el arco más largo de todo el parque nacional y del mundo (según Natural Arch and Bridge Society) aunque no el más famoso del parque. Un arco que está en peligro de derrumbamiento por lo delgado que es, parece mentira que pueda mantenerse tal y como está. Es inevitable que algún día caiga al suelo. En uno de los carteles informativos cuenta como en los años 90 alguien fue testigo de como se desprendió un trozo del arco y es una de las razones por las que cortaron el camino que pasa por debajo de este. Es el lugar donde la mayoría de los visitantes se vuelven al coche...

Landscape Arch
No solo de arcos va el parque

Pero nosotros seguimos adelante, lo mejor estaba por venir. Cerca de Landscape Arch se encuentran Partition Arch y Navajo Arch. Dos arcos bonitos, sobre todo Partition Arch desde donde se tienen unas vistas impresionantes del paisaje alrededor y donde se puede subir a lo alto para una mejor foto. Aquí estuvimos hablando un buen rato con una pareja de Salt Lake City (capital de Utah) que nos ofreció alojamiento por si pasábamos por allí. Es la segunda vez que gente de Salt Lake City nos lo ofrece en este viaje y nosotros sin planes de ir por allí.

En las inmediaciones de Partition Arch
Navajo Arch, un buen lugar donde cubrirse del sol

La siguiente parada sería, para mí, el arco (si se le puede llamar así) más bonito de todo el parque, el Doble O Arch, un arco que en realidad es una O gigante y una O pequeñita debajo, de ahí su nombre. Lo bueno de este arco es que te puedes subir en él. No es algo que se recomiende y de una forma u otra no se debe de hacer pero la tentación es grande y ya vimos a gente que lo hacía. Es seguro porque es un arco bastante grueso y el peligro de desprendimiento es casi nulo. Una sensación única estar ahí arriba, no apto para gente con vértigo.

Ahí estoy en lo alto del Double O Arch, aunque no se vea muy bien debajo hay un pequeño agujero que es la segunda O.

Desde allí existe un camino que se sale del principal que te lleva hasta un pilar de piedra de color negro y rojo muy alto llamado Dark Angel desde donde se tienen vistas tremendas.

Volviendo del Dark Angel
Para seguir con el lazo hay que conectar con la parte que vuelve hacia el parking por un sendero llamado Primitive Trail, un camino menos claro y sin tantas indicaciones pero que teniendo un poco de sentido de orientación se puede seguir sin problemas. Es un camino que ofrece vistas más extensas de las montañas y va a través de obstáculos que lo hacen más divertido. Hay que tener un ojo extra cuando está mojado o congelado, la roca puede llegar a ser muy resbaladiza y peligrosa. Por este trail paramos en el llamado Private Arch, un arco con un nombre que bien hacía justicia, lo teníamos para nosotros solos y fue un lugar donde descansamos tranquilamente en su sombra. Volvimos hasta el lugar donde se separaba el lazo en Landscape Arch y volvimos al coche para seguir viendo arcos por el parque.


Primitive Trail arches national park
En algún lugar del Primitive Trail
Private Arch


Skyline Arch, Tapestry Arch, Broken Arch y Sand Dune Arch


Pongo a estos 4 arcos en un grupo por encontrarse relativamente cerca entre ellos. Yendo al campground de Devils Garden llegas al inicio del sendero que te lleva por Tapestry y Broken Arch con la opción de llegar hasta Sand Dune Arch pero dejaríamos este último para ir en coche ya que nos pillaba de camino a la vuelta. Desde el parking del campground el primer arco que te encuentras es el Tapestry Arch que en realidad son 3 arcos juntos, muy grandes e impresionantes, por muchos arcos que hayas visto siempre te van a sorprender. Desde allí seguimos hasta Broken Arch y volvimos al parking, otro al que merece la pena llegar. De camino hacia Sand Dune Arch paramos en Skyline Arch, un arco que se encuentra cerca de la carretera principal que cruza el parque y al que se llega tras una corta caminata (0.6 km). Es un arco que se encuentra muy alto y que solo se puede observar desde la lejanía. Sand Dune Arch es un arco que para llegar a él se han de cruzar unos pasadizos de roca con un suelo de arena blanca dándole un toque muy diferente a todos los demás arcos. Una sensación Indiana Jones que nos encantó experimentar, eso sí, nos encontramos con muchísima gente por la facilidad de acceso que tiene.

Vista desde el sendero al campground
Sand Dune Arch
Tapestry Arch
Tapestry Arch

Broken Arch
Broken Arch
Skyline Arch
Skyline Arch
El día daba para más así que seguimos viendo arcos en nuestro camino de vuelta para salir del parque. Dejamos las cosas pequeñas para después de las caminatas largas.


Fiery Furnace Viewpoint y Salt Valley Overlook


Estos son dos miradores que se encuentran muy cerca el uno del otro y a tan solo algunos kilómetros de Sand Dune Arch. La primera parada sería Fiery Furnace Viewpoint, es un mirador en el que se puede ver un paisaje de hoodoos con unas montañas nevadas a sus espaldas, existe la posibilidad de andar entre ellos pero solamente con un permiso y con la compañía de un ranger (guarda forestal). Salt Valley Overlook, otro mirador del valle parecido al anterior.

Fiery Furnace viewpoint
Fiery Furnace Viewpoint
Sal Valley Overlook



Double Arch y The Windows



Después de unos kilómetros más al sur nos saltamos el desvío que te lleva hacia el arco icono de Utah ya que teníamos la intención de hacerlo el día siguiente porque es un sendero que requiere más tiempo y fuerzas. Seguimos hasta el siguiente desvío que te lleva a uno de los puntos más turísticos del parque, eso lo comprobaríamos al instante tras ver el parking tan lleno. ¡Muchísima gente! Casi imposible sacarte una foto solo así que decidimos que sería lo primero que haríamos al día siguiente, tocaba madrugar para tenerlo para nosotros solos. Aún así nos acercamos al Double Arch, como bien dice su nombre, un arco doble gigantesco donde todo el mundo subía por sus paredes. Aprovecharíamos también para hacer una parada en Garden of Eden, un lugar con muchos hoodoos al alcance de tu mano. Pero esto qué es ¿Bryce?


Double Arch
Double Arch
The Window al fondo
Garden of Eden
Tras ver como estaba el tema decidimos irnos a Moab a comer algo haciendo antes una breve parada en un lugar donde existen unas rocas gigantescas con nombres como The Courthouse Towers, The Organ, Torre de Babel o Three Gossips para sacar alguna foto del atardecer de una de sus grandes rocas que nada tienen que ver con arcos. Solo fuimos parando por estas rocas tan curiosas para sacar la foto e irnos directos a Moab antes de irnos a dormir a nuestro "camping".


Courthouse towers rock, arches national park
The Courthouse Towers Rock
Como nos prometimos hacer la tarde anterior, madrugamos mucho el día siguiente para tener The Windows para nosotros solos. Es uno de los lugares más visitados del parque así que teníamos que hacerlo de esta manera. Lo mismo ocurría con el Delicate Arch al que iríamos después, aún lo suficientemente temprano como para poder aparcar el coche, o esa era nuestra idea.

The Windows trata de tres arcos: El North Window y South Window además de Turret Arch. En North Window nos encontramos con un pequeño grupo de fotógrafos que hacían un curso de fotografía con una excursión por Arches y Canyonlands. Es un curso que se realiza una vez al año y que tiene como profesor a un estadounidense y a un ecuatoriano, pensaron igual que nosotros. Nos enseñaron un buen lugar desde donde se toman las mejores fotos, ¡echamos un buen rato aunque hiciera un frío que pela!

The Window Arch
The Window Arch

¡The Window toito pa mí!
Turret Arch
Turret Arch

Delicate Arch, el símbolo de Utah


Tras el buen comienzo del día nos fuimos sin esperar mucho hacia la caminata de Delicate Arch. Este arco es el arco imagen del estado de Utah y es protagonista en las matrículas de los coches entre otras cosas. 

En el parking había más coches de lo que habíamos esperado pero todavía era aceptable. Llegar a Delicate Arch se hace a través de un sendero de unos 5 km ida y vuelta que va mayormente por roca dura y que es algo duro de hacer, se estiman unas 2,5 horas y es solo recomendable para gente que se sienta en forma. Para nosotros tras hacer tanto hiking en los casi 3 meses de viaje resultó ser pan comido. Cuando llegamos había ya mucha gente madrugadora en la cola para sacarse una foto con el arco, se ve de lejos que es lo más popular del parque. A nosotros no nos gusta esperar demasiado así que hicimos lo que a nadie allí se le ocurrió hacer. Nos fuimos por su parte trasera, que aunque hay una cuesta muy empinada se puede hacer sin problemas. Además, el sol daba por este lado favoreciendo así a las fotos. Nos encontramos allí solos en nuestro mundo con el arco más famoso de Utah para nosotros solos. A la vuelta paramos en Wolfe Ranch, un rancho antiguo que aún está presente en el lugar. Existe otro desvío que te lleva a unos petroglifos pero ya habíamos visto suficientes anteriormente, en Albuquerque nos hinchamos de ellos así que lo pasamos de largo.

Delicate Arch por la parte delantera donde estaba todo el mundo esperando para hacerse una foto


Delicate Arch por la parte trasera
Delicate Arch desde otra perspectiva
Matrícula de coche con Delicate Arch


Para los más perezosos existe la posibilidad de ver este arco sin hacer ninguna caminata larga, para ello se puede conducir hacia Upper y Lower Delicate Arch Viewpoint. También lo hicimos para ver como se ve desde la lejanía. Ya que el arco se ve pero muy a lo lejos, se recomiendan prismáticos para verlo bien. Nada que ver con tenerlo encima de nosotros como en la caminata.


Tower Arch


Al ser una ruta no muy larga decidimos que haríamos otra caminata de longitud similar. Esta vez nos iríamos por una carretera de tierra bastante larga de unos 12 km lejos de los circuitos más turísticos hacia Tower Arch. Una caminata de unos 5.5 km ida y vuelta con la categoría de difícil por su dureza. No es nada de otro mundo pero con el sol que hacía en pleno medio día el calor apretaba y la sed se hacía presente, el agua no es que sea algo que abunde en este lugar tan árido.




La caminata merece mucho la pena hacerla, sus vistas son preciosas y la recompensa al final es grandiosa. El Tower Arch es un arco que no se queda detrás, su paz y aislamiento la hacen más especial. Aprovechamos para comer bajo la sombra de su arco junto a otras personas que pensaron lo mismo y echarnos una siesta de después de comer, las costumbres españolas, ¡qué no se pierdan!

Tower Arch

Otros lugares curiosos podrían ser Balance Rock, una roca que se mantiene en el aire como por arte de magia, uno se pregunta cómo no se cae de ahí, misterios de la naturaleza supongo. En cualquier caso, no nos pusimos demasiado cerca, ¡imagínate que hay un terremoto y esa bola cae en nuestras cabezas!


Balance Rock
Fueron dos días de ensueño, dos días que difícilmente olvidaremos y que marcarán para siempre nuestro viaje por los Estados Unidos, sin duda estaba siendo nuestro destino favorito hasta el momento. ¡Pero qué bonito es Arches!

Ahora le tocaba el turno a Canyonlands National Park, más lejos que Arches, al sur de Moab. Aún así, seguiríamos con nuestra base en el camping gratuito que encontramos, una buena forma de ahorrar con una ciudad que tiene de todo como Moab. Para celebrarlo nos fuimos a la hamburguesería más famosa de la ciudad, Milt's Stop and Eat, todo un icono, las colas son enoooormes así que ven pronto si quieres probar sus hamburguesas. ¡Canyonlands nos espera!






Post anterior del viaje:  Colorido Colorado

No hay comentarios :

Publicar un comentario