10 de mayo de 2018

Viaje a Laos en 15 días (planes, datos e intenciones).


Aún lo recuerdo con pena. El último día que pasé en el Sureste Asiático fue en un hospital de Surabaya (Indonesia) donde estuve encamado dos semanas. Esa infección de ojo rompió todo nuestro plan que teníamos para conocer varios países de esta región. Nos quedaban varios meses por delante pero tuvimos que abortar forzosamente, la infección fue muy grave. Esto ocurrió allá por el 2013 en uno de los viajes más largos que hemos hecho (un año).


Ha llovido mucho y han sido muchos los viajes que hemos hecho desde entonces. Esa infección que dejó cicatriz en el ojo tuvo que ser intervenida con un trasplante de córnea en el 2014 en Bélgica tras un año en la lista de espera para un donante y la verdad es que todo ha quedado olvidado. El ojo lo tengo incluso mejor que antes ya que ya no tengo miopía, gracias a la nueva córnea. Doy las gracias a quien le perteneciera esa córnea, es extraño pensar de que esa córnea estaba en otro ojo que no era el mío.
En cuanto a viajes, hemos dado muchas vueltas por el globo desde entonces, sobre todo ese gran viaje que realizamos recientemente de 17 meses por el continente americano. Hemos pisado el continente africano, bastante de Europa o el Medio Oriente también  durante este periodo. 

Le debía una...



¿Por qué he esperado tanto? Un algo interior me decía que tenía que volver. Le debía una, ese viaje pendiente al Sudeste Asiático tenía que llegar tarde o temprano y no he encontrado un mejor momento que este


El país elegido ha sido Laos, con paso previo por Tailandia donde también pararé en algunos lugares como Bangkok (¡Nunca estuve!) o Chiang Rai. Un país que tal vez sea el que más me llama la atención de la zona junto con Myanmar que he reservado para hacer junto con Perrine más adelante. Será por que es del que menos información llega turísticamente y está más olvidado que sus mastodontes turísticos vecinos como lo son Vietnam o Tailandia. Posiblemente sea eso lo que más me atrae, aunque tengo entendido que no estaré solo ni mucho menos a la hora de viajar por Laos, es una ruta bastante común para los que recorren esta parte del mundo pero sin masas. Que no haya playa en este país hace que sea descartado por muchos. Anteriormente hemos estado en Malasia, Singapur e Indonesia donde las playas son grandes protagonistas, veremos como es esta parte interior asiática que tanto promete.

El budismo y su cultura, que predomina en la gran mayoría del país con sus famosos templos por todo el país y la manera de ser de ellos también me llaman. La fama de la ciudad de Luang Prabang o sus bonitos paisajes del norte donde se reúne un gran grupo de diferentes tribus es también una razón suficiente para llegar hasta aquí La terrible historia de las 'bombies' durante la guerra de Vietnam o la persecución de los Hmong es también una historia que quiero conocer de más cerca además de muchas otras que espero aprender durante mi viaje por el país.



Tipo de viaje



El viaje será en plan mochilero y esta vez lo haré en solitario, yo junto a mi mochila, mi lonely planet y mi cámara. 

Transporte: Me moveré en medios locales como el tren, bus o lo que me pueda mover de un lugar a otro, aunque sea en patinete, también se puede mirar :). Evitaré los shuttles turísticos. Para mí el momento de transporte es una gran oportunidad de aprender sobre los locales, se observan muchas cosas desde ahí dentro y no lo quiero desperdiciar rodeado solamente de turistas. No shuttles please!




Alojamiento: Para alojarme lo haré según vaya viendo sobre la marcha. Es probable que vaya de hostal en hostal aunque no tiene que ser precisamente demasiado low cost, evitaré a toda costa los party hostels dudes. Estar trabajando actualmente me da un poco más de cancha para no ir en plan pobretón como en otras ocasiones, es una de las ventajas de estos viajes-vacaciones. Algún capricho en forma de alojamiento me daré, ¡estad atentos!.

Tiempo: Esto se presenta como uno de los puntos negativos para viajar en esta época del año. La temporada de lluvias empieza en mayo, sin embargo no es eso lo que más me preocupa, lo más preocupante es que coincide con el mes más caluroso del año, alcanzando temperaturas de 40 grados. Madre mía, voy a sudar la gota gorda. La nota positiva es que al empezar la temporada baja los precios de los alojamientos bajaran respectivamente.

Gastronomía: Comeré todo lo que se me ponga por delante. Quiero probar las especialidades de Laos y es otra cosa en la que no pienso mirar mucho por el dinero, ya pueden ser grillos al ajillo. La gastronomía me parece una gran parte de la experiencia en el viaje. (¿Alguna recomendación?) Tengo entendido que el pan es una de las especialidades de este país, eso es algo que me salvará de perder algunos kilos como es de costumbre durante mis viajes. Y como no, volveré a los arroces y fideos clásicos de esta zona del mundo.

Fuente de la foto de la derecha: Oliver Spalt

MonedaLa moneda laosiana es el kip. Es gracioso ya que aquí en Bégica en neerlandés kip significa pollo. 

A fecha de mayo del 2018 el cambio está 1€=10 kip. 

Idioma: Haré todo lo posible por aprender lo básico en este idioma aunque parece ser que la pronunciación es tan complicada como lo puede ser en chino con sus diferentes entonaciones, mal asunto. A pesar de ello daré lo mejor de mi para poder chapurrear algo de lao, el idioma oficial, un idioma de la familia del tailandés. Aprender idiomas es una de mis mayores aficiones y siempre aprovecho el momento al viajar.



El plan de ruta sobre el papel:

.
15 días son los que tengo para el siguiente plan (Del 12 de mayo al 26 de mayo):


En un vuelo directo desde Bruselas llegaré a Bangkok por la mañana donde me quedaré un par de días para aclimatarme al calor y al jetlag. Desde la capital tailandesa tomaría un tren nocturno hacia Chiang Mai para proseguir hasta Chiang Rai (todavía en Tailandia).

Desde allí entraría a territorio laosiano (lo reconozco, he tenido que googlear para el gentilicio) para llegar al esperado Luang Prabang en barco (dos días de viaje) o en bus, según me de.

Tras unos días en Luang Prabang y alrededores seguiría por Vang Vieng donde pasaría otros días: Tranquilos, NO HARÉ TUBING. Desde Vang Vieng (que vive días mejores que años atrás) hacia la capital Vientián ciudad que me hace mucha ilusión como buen amante de las capitales que soy. Pasando antes por Phosavan donde también hay cosas interesantes que visitar. Desde Vientián saldría de nuevo hacia Tailandia para tomar otro tren nocturno desde la frontera hacia la capital tailandesa y volver a casa desde allí. 

Otra posibilidad es entrar por el norte de Luang Prabang para visitar los idílicos paisajes de las localidades de Nong Khiaw y Muang Ngoy.

Aclarar que este viaje será exclusivamente para la parte norte del país, dejando el sur para otra ocasión.

Este es el plan básico sobre el papel que en teoría no debería de diferir mucho pero estoy abierto a cualquier cambio de última hora, no llevo nada reservado lo que me da libertad absoluta. No es tan ambicioso ya que no quiero darme demasiada prisa aunque tampoco sea tan realajado lo es comparado con otros de mis viajes. Mi experiencia viajera me dice que a paso lento se disfruta más aunque veas menos. El tener días limitados hace que lo tenga que planear un poco para así ver que me da tiempo a hacer lo que quiero.

Podréis seguir esta aventura por las siguientes redes sociales con artículos en el blog cuando llegue de vuelta a casa: