"he

17 de junio de 2020

Visitar Bangladés y no morir en el intento


¿Por qué decidimos ir a visitar Bangladés?


¿Qué se te ha perdido allí? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Pero ahí hay algo que ver a parte de miseria?

Aquellos que hayan viajado por países subdesarrollados o simplemente menos conocidos seguro que han recibido este tipo de comentarios. A poca gente le seduce la idea de ir a visitar Bangladés, Burkina Faso o Moldavia, por poner algunos ejemplos, pero sin embargo, es eso exactamente lo que me atrae particularmente, el hecho de que vayan pocos turistas. Hoy en día, ya hasta se hace difícil encontrar un lugar donde no haya un alguien con su traje o vestido de última moda sacándose una foto con pose forzada y retocada con pájaros volando en el horizonte. Es precisamente eso lo que más ando buscando últimamente, sitios como Bangladés. ¡Más 'Bangladeses', por favor! 

Y por qué no decirlo, lo teníamos a tiro de piedra desde Nepal, era ahora o nunca, así que pusimos rumbo a Bangladés con un vuelo desde Kathmandú.

A continuación os pongo información valiosa que te puede venir bien a la hora de elegir Bangladés como tu próximo destino viajero ya que la información turística de Bangladés brilla por su ausencia.


Qué es lo que deberías tener en cuenta antes de visitar Bangladés


Bangladés es tan bruto como comerse un bocadillo de escombros de postre, no es para todos los gustos y eso hay que tenerlo en cuenta desde el primer momento. Hay suciedad al estilo indio, gente a mansalva por todos sitios, un tráfico infernal, servicios turísticos muy limitados... Sin embargo, este país te regala gente maravillosa, paisajes únicos, pocos turistas y una cultura de lo más interesante.

Viajar por un lugar y sentir que estás viajando por un país auténtico donde no te hablen solo para venderte algo o para contarte alguna milonga para ganarse tu confianza con fines comerciales es algo difícil de encontrar por estos países asiáticos. Esto da esperanzas de que todavía se puede viajar como se hacía antes de todo este boom turístico/mochilero que el coronavirus se ha encargado de frenar en seco (y no es por echarle flores al virus precisamente). Eso sí, te aseguro que no pasarás desapercibido por sus calles, son igual o más mirones que los indios, te observarán hasta desgastarte. Pocas veces me he sentido tan observado como en Bangladés, y eso lo digo habiéndolo visitado tras India y Nepal. Supongo que es algo que llevan en los genes de la antigua Hindustán.

Por las calles de Daca

India está guay, sigue siendo increíble viajar por ese país y, seguramente, disponga de muchos rincones sin explorar, pero lo cansinos que son siempre en los lugares turísticos vendiéndote cualquier cosa hace que pierda mucho de su encanto, es inevitable sentirte una rupia con piernas cuando visitas uno de sus lugares turísticos. Viniendo de India y Nepal, fue lo primero que me llamó la atención sobre Bangladés. No pasarás desapercibido, pero la sensación que tienes al caminar por sus calles es otra, la gente te saluda y se enorgullece de tu presencia, todo de forma desinteresada, sin intentar venderte la moto, y eso se agradece mucho.

Ten en cuenta que Bangladés es un país musulmán con creencias muy arraigadas, hay que conocer los códigos de vestimenta para pasar lo más desapercibido posible (si es que es posible en este país pasar desapercibido como turista) y a la vez respetar sus creencias. 

En Bangladés existe mucha pobreza, siendo a su vez uno de los países más densamente poblados del mundo. Para que te hagas una idea: Bangladés tiene la misma superficie que las comunidades de Andalucía y Extremadura juntas, la gran diferencia es que Bangladés suma 181 millones de habitantes, mientras Andalucía y Extremadura juntas suman menos de 10 millones de habitantes. El índice de pobreza ha mejorado a pasos acelerados durante los últimos años (solo hay que darse una vuelta por barrios como Gulshan en Daca, por ejemplo) aunque aún está a años luz de llegar a un nivel sano. 

A pesar de la pobreza, quedamos sorprendidos también por su riqueza, como pudimos comprobar en barrios como Banani o Gulshan, donde abundan los rascacielos, los edificios de lujo, condominios a precios desorbitados y servicios de primera categoría que no encontrarás ni España.

- Alojamiento en Bangladés:

Bangladés es un país muy barato... pero según para qué. En el tema del alojamiento te deberás rascar el bolsillo si no quieres acabar en un cuchitril donde las chinches del colchón te darán las buenas noches. En comparación con India y Nepal, dormir en un sitio decente te saldrá más caro, si es que lo encuentras. La falta de turismo en el país hace que prácticamente no hayan hoteles turísticos, en algunos lugares del país lo único que te salvará son sus hoteles para gente de negocios. Nosotros combinamos hoteles con airbienbies (aunque no sea muy partidario de ello). En ciudades fuera de Daca (en las que hemos estado), lo único que encontrarás son hoteles para gente de negocios a los que podrás ir a negociar un precio por noche, que fue lo que hicimos fuera de Daca y que relativamente funcionó. Busca en Google Maps (y los comentarios) y te saldrán sugerencias e ideas, y así lo hicimos nosotros.

- Comida en Bangladés:

Si hay una cosa en la que no destaca Bangladés es, para mi, su gastronomía local. Como os podéis imaginar, es comida parecida a la india pero, para mi gusto, peor. Como en casi toda Asia, su alimentación se basa en arroz y chapatis, y sus platos suelen ser de curries de pescado o carne, mucha carne (menos cerdo por el tema del islam). Los dulces de todas formas y colores abundan por sus calles.

Restaurante 'caro' en Khulna 

El chá es la bebida distintiva del país y los encontrarás en lugares de locales, este tipo de bebida consiste en té negro, ¡con mucha leche condensada y azúcar!, dulce donde los haya. No tiene nada que ver con el chai indio. 

Sin embargo, en Daca podrás encontrar todo tipo de comida, sobre todo en la zona de Banani y Gulshan, que son los barrios nuevos y de diplomáticos de la ciudad. Podrás encontrar desde cafeterías modernas al estilo Starbucks hasta hamburgueserías gourmet donde disfrutamos de una de las hamburguesas más buenas que mi paladar jamás haya probado, ¡sí, en Blangladés!

- Ruta por Bangladés:

A continuación os pongo la ruta que hicimos por el país. ¡Una ruta corta (7 días) pero intensa!:

Días 1 y 2: Daca

Día 3: Barisal

Día 4: Khulna

Día 5: Bagerhat

Día 6 y 7: Daca


 

- Transporte en Bangladés:

El transporte en Bangladés es de lo más variado. Entre todos los medios de transporte, el que va por agua es el rey. ¿Sabías que Bangladés es el país con más tipos de embarcaciones diferentes en todo el mundo? 

Bangladés está situado en un delta y está totalmente minado de arroyos y ríos, así que mucha gente vive de recursos relacionados con ello. 
Nosotros no podíamos perder la ocasión de vivir esta experiencia y decidimos ir desde Daca hasta Barisal en un ferry bastante cómodo que duró unas cuantas horas. Desde el barco divisamos muchas imágenes sobre la vida cotidiana en este país. Al mismo tiempo, estarás rodeado de bangladesíes durante muchas horas que se preguntarán (o te preguntarán directamente) del porqué de tu presencia en Bangladés

En lo que a autobuses se refiere, existen muchas opciones y compañías: desde las más baratas en buses destartalados y con todo abierto hasta autobuses con aire acondicionado y, de alguna manera, modernos. Nosotros elegimos un bus de precio medio-bajo y tuvimos una de las peores experiencias del viaje. Polvo, tráfico, retraso de horas, infinidad de paradas... ¡fue desesperante!

En los próximos artículos publicaré con más detalles las etapas de este viaje de principio a fin, para que veáis como fue nuestra experiencia en este país tan único. ¡Hasta la próxima!


No hay comentarios :

Publicar un comentario