Guest post: Frías, la ciudad más pequeña de España

Siempre que
iniciamos algún viaje pensamos en conocer cosas nuevas, pintorescas, que nos
ofrezcan algún detalle diferente, para luego poder comentarlo con nuestros más
allegados.

Viajamos al
extranjero en busca de playas cálidas, de arena fina y aguas cristalinas que
esconden animales de las especies más raras, buscamos junglas, desiertos,
monumentos indescriptibles…pero quizás, ahora con estos tiempos que corren,
preparar un viaje de estas características nos resulta algo imposible, pero no
tenemos que desesperar, porque en España existen un sinfín de cosas por
descubrir que merecen la atención de todos.

Por ejemplo, no os
habéis preguntado cual es la ciudad más pequeña de la Península?¿Dónde
está?¿Quienes viven ahí?¿ Qué podemos visitar, comer, conocer…?

Frías es la ciudad
más pequeña de España, se encuentra al norte de Burgos, en la comarca de las
Merindades y tiene una población de 350 habitantes, pero cuando llegan etapas
estivales, esta población aumenta incluso en el doble, porque son muchos los
foráneos que se deciden a dejarse caer por estas tierras que tienen un bello
paisaje y un rico patrimonio histórico artístico, de hecho, esta pequeña
población pose un casco urbano que ha sido declarado Conjunto Histórico-
Artístico.

En el núcleo de la
ciudad podemos observar obras arquitectónicas exclusivas como la Iglesia de San
Vicente. La torre de este importante templo de origen románico se vino abajo en
1904 arruinando parte del cenobio. Para reconstruir el templo tuvieron que
vender la portada de la iglesia a los americanos y actualmente está en el Museo TheCloisters de New York.
También puedes visitar el Castillo que fue mandado construir por Alfonso VIII,
de él, destaca su altiva torre del Homenaje desde donde se obtienen una de las
mejores panorámicas de toda la provincia.

Otras joyas
arquitectónicas de este pequeño rincón burgalés son el puente gótico sobre el
río Ebro, que en el centro tiene una torre del siglo XIV; la iglesia de San
Vítores o el convento de Santa María del Vadillo.

Sin duda alguna,
otro de los atractivos turísticos de esta ciudad son las “casas colgadas” que son
espectaculares por su vertiginosa configuración; están sobre una gran piedra
conocida como La Muela y están construidas con toba y madre.

Además de un
magnifico patrimonio arquitectónico, esta tierra también tiene un precioso
paisaje natural que invita a la práctica de deportes de aventuras o a realizar
largos paseos en donde la flora y la fauna envuelven al visitante en una mágica
atmosfera que completa con su rica gastronomía, tanto dulce con su chevaliers,
como salada con su morcilla de cebolla y arroz.

Al ser la ciudad
más pequeña de España, no te llevará mucho descubrirla, por eso, una vez
iniciada tu andadura puedes comenzar a coleccionar otras ciudades de esta
provincia castellano leonesa, como Aranda de Duero, Santo Domingo de Silos o
Lerma.

Aquí puedes conocer
algunos hotelescon encanto en Burgos donde descansar después de tus visitas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *