Reflexiones pre-viaje americano

Antes de empezar
nuestro viaje por América estamos viajando por España visitando familiares y
amigos. 16 días en Málaga, 2 en Madrid y otros 15 en Barcelona (desde donde os
escribo) saliendo desde esta última ciudad hacia los Los Ángeles el próximo 2 de febrero. Es
tiempo para desconectar un poco de todo, ir con una mente
más limpia y disfrutar más del mundo real. Algunos ya habrán notado la bajada
del ritmo de publicaciones en el blg, entre una cosa y otra son casi dos meses sin
publicación alguna, es la primera vez en 4 años y medio en el blog que pasa
tanto tiempo sin una nueva entrada aunque si he ido publicando cosas en Instagram, Twitter y Facbook. Pero eso va a cambiar a partir de ahora con
este viaje el cual intentaré ir actualizando y contando todo lo que vamos viviendo
en esta nuestra nueva aventura americana. 

Reflexiones

La vida es un viaje sin rumbo en la que a veces hay que
apoderarse del volante y darle el rumbo deseado por una carretera alternativa
para disfrutar del paisaje. No dejarte llevar por la corriente, no dejar que
nuestra sociedad nos absorba y nos condicione con sus reglas y obligaciones que
parecen ser creadas invisiblemente, disimuladamente, sin que no nos demos ni
cuenta de cómo nos casi-obligan hacer lo que ellos quieren  –como si de una fuerza superior se tratara…-
llámalo capitalismo.  

Trabajo, casa, pagos mensuales, unido a hijos…un círculo del que es
difícil de escapar y que por nosotros puede seguir esperando. Trabajar (el que puede), que
para tener un sueldo digno, en el mejor de los casos ocupará el 70% de tu
tiempo para después poder disponer de una jubilación cuando tengas una edad en
la que no podrás dar muchos más trotes, no como lo puedes hacer ahora. “Nunca
serás tan joven como lo eres hoy así que aprovéchalo ahora que puedes
“, me repito una y otra vez.

Muchos son felices y
se conforman comprando bienes materiales y viviendo en un círculo constante de obligaciones con
30 días -o menos- al año de libertad (una decisión muy respetable) pero eso a mí es algo que no me convence del todo, no
es suficiente, solo se vive una vez. Si te lo montas bien siempre tendrás
espacio para hacer lo que quieras, cuando quieras y como quieras. Odio oír a
gente lamentándose sobre ello.

Una de las mejores formas de hacerlo es viajando, es una de
las mejores formas de tener una vida libre, nómada, inolvidable…  aunque sean temporadas salpicadas o una vez en tu vida. No siempre
es fácil, de ello mucho dependen tus circunstancias, tu entorno y tu personalidad,
es cierto que hace falta dinero pero no hay que ser rico para ello, ni mucho
menos. Hay mil formas de viajar, los que pueden lo hacen con mucho dinero,
otros lo hacen con lo mínimo, no hay que ser ninguna clase de hippie para ello. Nosotros elegimos por
ahorrar un tiempo para luego poder viajar y disfrutarlo, sin ser ricos. Sacrificarnos (en
cierta medida) para gozar después de una libertad medida con un reloj de arena, porque todo acaba. Tarde o temprano siempre se vuelve a las raíces y no precisamente porque te lo
impongan. Una especie de rueda que elegimos y que ya llega a su tercer ciclo:
Trabajar – Viaje 3 meses a India y Nepal – Trabajar – Viaje de un año por Asia,
Oceanía y los Balcanes – Trabajar – Viaje sin billete de vuelta por América – …

No es la primera vez que dejamos todo y nos vamos a ser
libres para vivir la vida al máximo de nuestras posibilidades. No es la primera
vez que aparcamos nuestro típico destino del ciudadano modelo para ser un
ciudadano del mundo con una mochila a los hombros en busca de nuevas
experiencias y retos con mucho tiempo para ello, esta vez con más tiempo que
nunca.

La primera vez que lo hicimos fue un sueño que cumplimos,
esta vez  trata de una confirmación de
que se puede si se quiere, que los miedos y zona de confort se pueden quedar en casa sin que sea ningún tipo de trastorno.
Solo hace falta ilusión, que considero como la esencia de la vida, algo fácil
de conseguir y que además es gratuito. La recompensa es enorme.

Faltan apenas algunos días para salir hacia América y la
ilusión que tenemos es algo que nadie nos puede robar, ahora es tiempo de
aprovechar el tiempo al máximo con amigos y familiares que es lo que peor se
lleva mientras estás fuera.

Ya va quedando menos…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *