Page, viajando por paisajes de postal

Wauw. Qué rápido pasa el tiempo cuando se disfruta de la libertad. Desde que salimos de Los Ángeles con nuestro coche alquilado no habíamos parado de ver lugares asombrosos, la cosa no tenía pinta de que se volviera más monótona o aburrida, esta parte de Estados Unidos no deja de sorprender con lugares que solo puedes ver en la exclusiva Meseta del Colorado. Page es simplemente una ciudad más si solo te enfocas en su centro, lo que hay en Page está en sus alrededores, y madre mía, que alrededores… Page es perfecto también para repostar cosas básicas como comida en Walmart, comer en uno de sus numerosos restaurantes de comida rápida o aprovecharte del internet que ofrece Starbucks, por ejemplo. Lo tiene todo.

Llegamos ya casi de noche y nos fuimos directamente a acampar en mitad de la nada justo en la frontera con Utah. No podíamos esperar más para ver el famoso Horshoe Bend así que decidimos empezar el día con buen pie y salir a ver el amanecer allí mismo, tocaba madrugar. Desde donde acampamos estaba como a 20 minutos en coche pasando primero por Page donde paramos en McDonalds para llevarnos un café gigante de 1$ y así calentarnos las manos, a estas horas aún hace mucho frío en invierno. Para ver el Horshoe Bend  no hay que andar demasiado, desde el parking son unos 2km ida y vuelta.

Una noche más de nuestro roadtrip
Hotel mil estrellas

Era casi de noche cuando salimos hacia el mirador, para nuestra sorpresa, no eramos los únicos que pensaron lo mismo, algunos se nos adelantaron y ya estaban con mantas y café esperando a que apareciera el sol por el horizonte, un grupo de chicas jóvenes y algún fotógrafo preparado con el trípode. Casi me ahogo con el café cuando llegué al abismo del cañón encontrándome con semejante imagen. Como no había mucha gente (al contrario de otras horas del día donde las masas de gente se hacen presentes) pudimos elegir un buen sitio para sentarnos y disfrutar del espectáculos mientras el café nos calentaba las manos y el estómago. 

La vista del Horshoe bend es algo de otro mundo, no recomendable para gente con vértigo ya que la caída al cañón es en vertical y sin vallas que lo impidan. Una de las imágenes que tanto utilizan cuando se habla del Suroeste de EEUU, y es que una vista así bien representa lo que puedes ver mientras viajas por aquí: cañones profundos, el río Colorado en lo hondo, rocas rojizas gigantescas y de todas formas, un cielo azul perenne y en definitiva: naturaleza única y especial formada desde hace miles y miles de años, cuando la tierra aún comprendía un solo continente llamado pangea y decidió que se dividía en diferentes continentes

Horshoe Bend -Curva de Herradura- es básicamente una curva que toma el río Colorado en forma de U perfecta moldeando el cañón el cuál pierdes con la vista mientras sigues la pista del río en la serpenteante lejanía. 

Tras una sesión fotográfica y cuando la gente llegaba en masas de los autobuses decidimos que era tiempo de salir de allí e ir a desayunar en otro lugar. Elegimos el Lago Powell donde disfrutamos de nuestro desayuno de casi a diario, avena con plátano. El Lago Powell (más bien pantano) es un lago que se encuentra en mitad del paisaje desértico de la zona y que forma parte del Glenn Canyon National Recreation Area, es la segunda reserva de agua más grande del país gracias el su presa llamada Presa Glenn Canyon que fue construida en el 1963 cuando entonces un puñado de trabajadores habitaban la zona para su construcción creando lo que hoy en día conocemos como Page. 

Por la presa te encuentras con un centro de visitantes muy completo con vistas al lago. Nos sirvió como fuente de información para planear nuestros siguientes días. Conduciendo un poco más al norte hay un mirador muy bueno del lago llamado Whaweap Overlook, por allí coincidimos con una familia de mormones. Se nota directamente por ver su fea vestimenta, un vestido largo que va del cuello hasta los tobillos y de un solo color. Era una mujer con sus dos hijas que parecían estar de visita por la zona. Utah es una de los estados donde más mormones hay en EEUU. El mirador está a tan solo unos pocos kilómetros de la frontera.

Añadir leyenda
Mormones de Utah

Este área tiene lugares tan remotos como el puente natural (que no arco, este es formado de forma diferente) más grande del mundo llamado Rainbow Bridge, solo accesible a través de un barco que cuesta lo suyo ($$) o a través de un largo sendero para gente con experiencia al cual se accede por una carretera mala de tierra (se recomienda 4×4) que cruza durante muchos kilómetros territorio nativo de los navajos. Para poder hacer el sendero se ha de conseguir un permiso de la tribu. Con tanta comida de cabeza decidimos dejarlo a nuestro pesar, sería mucho gasto de dinero, o bien, mucho comedero de cabeza para hacer el sendero además de que no se encontraba nada cerca y nos desviaba totalmente de nuestra ruta intencionada. 

Nos limitamos a visitar las inmediaciones del lago que va por una carretera entre los estados de Arizona y Utah con desvíos a lugares como la Lonely Rock, una inmensa roca colocada como isla en medio del agua. Los barcos pululan a su gusto e incluso sobre las aguas hay familias que viven en los houseboats, gente que vive en una casa flotante en forma de barco. Es un lugar donde la gente viene a hacer sus deportes de agua y a navegar por sus extensísimas aguas, la verdad es que navegar por los estrechos de este lago tiene que ser una experiencia única, una pena que todo lo que está relacionado con el agua sea tan caro y lejano para nuestros bolsillos. También tienen playas pero el tiempo era aún un poco fresco para ello a pesar de que estuviéramos en manga corta. Fue por aquí donde por fin pudimos ver al tan famoso corre caminos -road runner– ¡el pájaro de los dibujos animados! Se nos resistió en los desiertos de california pero al fin lo teníamos ante nosotros, la verdad es que poco se parece al corre caminos de la televisión, sin embargo fue curioso ver a una ave tan extraña.

Mic mic!
Lonely Rock

Nos dimos una vuelta por Page para enviar unas postales y arreglar algunas cosas antes de irnos a Antelope Canyon, que junto a Horshoe Bend, tanta fama dan a esta ciudad base. A tan solo unos minutos en coche puedes llegar a donde empiezan y reservas los tours de Antelope Canyon, es la única manera de poder visitarlo ya que se encuentra en territorio navajo y son ellos lo que deciden, también se puede arreglar desde Page pero el coste es mayor ya que ello son los encargados de llevarte y devolverte a la ciudad, lo más barato es ir directamente allí. Mayormente, todo lo que es visitable en territorio nativo hay que pagar para ello y más un lugar tan turístico como el Antelope Canyon. Este cañón se divide en dos, el cañón lower y el upper , el upper más popular que el lower pero sin querer decir que sea mejor, los dos son parecidos y si te gusta un lugar algo más tranquilo, se debe elegir el lower que es lo que hicimos nosotros. El precio fue de 28$ por persona para un tour de 90 minutos guiado por un nativo navajo, un guía muy bueno por cierto. El tour te lleva por el interior del cañón que está formado por agua y tierra, materias las cuales amoldan a su gusto la tierra por la que pasa formando un lugar tan increíble como este. Fue la primera vez que coincidíamos con españoles en este viaje (¡que raro!). Disfrutamos de la compañía de unos granadinos de los cuales ella vivía y trabajaba en Los Ángeles y el venía de visita unos días.

Álvaro por  Antelope Canyon
Perrine alucinando en Antelope Canyon
Los llamados “sunbeam

Durante el tour, el guía te explica todo los trucos para poder sacar las mejores fotos, tanto para el móvil como para la cámara, demasiada paciencia tenía. Sin embargo en este tour no se permite el uso de trípodes, para ello tienes que escoger el tour para los fotógrafos, en el que permiten el uso de trípodes y el tour es más largo pero también bastante más caro. Nuestro pequeño trípode se tuvo que quedar en el coche. A pesar de los 28$ es algo que hay que ver, una de las cosas más impresionantes que puedes ver, unos 28$ muy bien invertidos y que nadie se debería de saltar, ¡por muy lowcost que seas!

Ya que estábamos por aquí decidimos meternos ya en Utah para hacer el sur del estado. Iríamos a Kanab para intentar el sorteo del permiso para ir a ver The Wave. Pero antes de llegar a Kanab paramos en un sendero para ver las formaciones rocosas en forma de setas, sendero llamado Toadstool Route de unos 2 km. Un paisaje de lo más extraño donde el agua y viento han formado estas curiosas torres con una piedra en lo alto, parece increíble como pueden mantenerse en esa posición. Forma parte de Grand Staircase Escalante National Monument, un extenso terreno (el parque más grande del suroeste) poco accesible el cual nos limitamos a ver esa pequeña parte del sur. En invierno muchas de sus carreteras están cortadas o en muy mal estado, siendo un 4×4 fundamental para poder visitarlo, era algo que teníamos planeados pero que tuvimos que tachar de la lista tras visitar su centro de visitantes. Es un lugar que dicen que es como entrar en otro planeta. Nos pudimos hacer una pequeña idea visitando “las setas”.

El permiso para ir a ver The Wave es un permiso que te permite ir a visitar uno de esos lugares increíbles creados por la madre naturaleza. En esta época del año en la que estábamos se hace un sorteo a diario de 10 plazas por la mañana de lunes a viernes, haciendo el viernes también sorteo para el sábado, domingo y lunes. El día del sorteo, si eres uno de los agraciados, te dan el permiso solo para ir el día siguiente, si tienes mal tiempo, mala suerte. El sorteo se celebra en el centro de visitantes de Kanab y tienes que llegar media hora antes para inscribirte. 

Lo intentamos dos días seguidos sin mucha suerte, eran unas 50 personas inscritas los dos días que estuvimos, algunos llevaban ya varios días intentándolo. Cada papeleta incluye el permiso de las personas que vayáis juntas, nosotros eramos dos personas y una papeleta pero había grupos como el de los asiáticos que por papeleta eran 5 o 6 y si tocaba se iba la mayoría de la plazas, como ocurrió. Existe otra posibilidad de conseguir el permiso pero requiere planearlo muy de antemano, 3 meses si quieres asegurarte (sobre todo en temporada alta) de que todavía queden plazas. Era demasiado tarde para nosotros, miré como un mes y pico antes y ya no quedaban. Son otras 10 plazas las que se pueden conseguir online haciendo un total de 20 plazas por día para ir a ver The Wave.

Decidimos irnos primero a Zion y Bryce National Park e intentarlo de nuevo a la vuelta ya que teníamos pensado volver por ahí, ¿tendríamos suerte?

Post anterior del viaje: Con cara de tonto por los monumentos nacionales de Arizona

Siguiente post del viaje: Después de la tormenta siempre llega la calma, Zion National Park

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *