"he

14 de mayo de 2013

Nueva Zelanda: Arthur's Pass National Park





Arthur's Pass es un parque nacional de los Alpes del sur situado por el centro de la isla sur, el primero en existir en la isla sur (1929). Conocido por sus grandes caminatas y por ser el pueblo que está a más altura (921m) de toda Nueva Zelanda, Arthur's Pass Village que no tiene más que algunas casas y restaurantes además de hoteles para los turistas que llegan aunque también tiene campings del DOC cerca de aquí. Nosotros llegamos desde el parking de Hokitika Gorge donde habíamos pasado la noche, salimos muy temprano porque era un sitio donde ponía muy claro que no se podía pasar la noche, así que muy temprano, cuando todavía estaba todo oscuro y con dolor de despertarse tan temprano, partimos hacia el parque nacional. La carretera en sí, es un paseo en coche muy bonito. Esta carretera se utiliza mucho para pasar de la costa oeste a Chirstchurch, será por eso que nos encontramos con bastantes camiones por el camino, es molesto porque las carreteras son siempre de un solo carril y hay que adelantar con muchas curvas lo que lo hace peligroso, además, nuestra furgoneta no es que tenga mucha potencia para adelantar desgraciadamente. 


Llegamos muy temprano parando antes en varios miradores. Se notaba que estábamos a 921 metros de altura, hacia un frío que pelaba, nos pusimos los gorros, guantes y varias capas de ropa, era el lugar donde más frío estábamos pasando (quitando la noche que pasamos en las alturas con la tienda de campaña en el Routeburn Track) Antes de empezar ningún track fuimos a por información en el iSite del departament of conservartion y nos compramos por dos dólares un folleto donde te venían todos las caminatas posibles. Era temprano y hacía buen tiempo a pesar del frío así que podíamos hacer una caminata de las largas por las montañas. Allí nos encontramos de nuevo con Luis y Misa, estábamos haciendo exactamente la misma ruta por el país y a veces aunque no quedáramos siempre nos veíamos por el camino, lo cual mola :) Ellos también salían ya para hacer una caminata por las montañas pero nosotros estábamos todavía eligiendo cual hacer. Al final decidimos hacer la misma que ellos, no es otra que la segunda caminata de un día más famosa de Nueva Zelanda después del Tongariro Alpine Crossing, su nombre es Avalanche Peak que en realidad se une con la Scotts Track haciendo una caminata en forma de lazo y calculan que tardas entre 7 y 8 horas en hacerla. La caminata te la describen como extremadamente empinada y lo recomiendan para gente que este en buenas condiciones físicas, algo así como un reto para nosotros. El pico al que íbamos se encuentra a 1833 metros de altura.






Se puede elegir por donde subir entre la Avalanche Peak Track o por la Scotts Track. Le echamos valor y empezamos a subir por la Scotts Track. Como bien decían en la descripción de la caminata en nuestro folleto, el camino es extremadamente empinado así que todas las capas que nos pusimos contra el frío nos la tuvimos que quitar a los pocos metros, ya empezábamos a sudar desde el principio, además de que el sol ya asomaba cuando las grandes montañas se lo permitieron y la temperatura empezó a subir rápidamente. El camino no daba descanso alguno, una constante subida que parecía que el camino era cada vez más empinado, menos mal que nos llevamos mucha agua, agua que tuvimos que comprar en la tienda y que nos costó un riñón (¡¡11 dólares por dos botellas!!) pero no teníamos más remedio, normalmente íbamos a rellenar las botellas en un camping que hay por ahí pero había un cartel advirtiendo de que había encontrado una sustancia nociva en el agua hace poco y que no recomendaban beberla. El agua que compramos la llamamos el agua de oro, cada trago costaba céntimos.






El camino se volvía más rocoso cuanto más subíamos y las vistas cada vez más espectaculares. Por el camino nos encontrábamos con una gran sorpresa inesperada, vimos a alguien bajando por la montaña de la que nos sonaba mucho su cara, ¡era Camie! Una chica francesa que conocimos en el farmstay de Glenmac en Kurow donde trabajamos 7 semanas, con la que compartimos mucho tiempo viviendo allí, una gran casualidad que nos encontremos en mitad de una montaña en un lugar remoto como este. Estaba allí porque había encontrado un trabajo como camarera en un bar de Arthur's Pass y tenía día libre, quedamos más tarde para tomar algo.



Ya casi en el pico había que escalar por las rocas grandes, lo cual hay que tener mucho cuidado si no te quieres llevar un disgusto. Ya en el top lo que nos quedaba era disfrutar de las vistas increíbles de todos los Alpes con los picos nevados y del gran monte Rolleston donde se puede ver un gran glaciar en él. Una vez más después de un gran esfuerzo estábamos flipando con lo que veíamos desde el pico, era hasta ese momento donde más alto habíamos estado en Nueva Zelanda, 1833 metros. Allí estaban Luís y Misa que habían salido antes y con ellos bajamos de vuelta.









La bajada no era menos dura que la subida por lo empinado que estaba, lo hacíamos por el otro track de Avalanche Peak en el que lo peor era lo último. Las rodillas se resienten con tanto desnivel y muchas veces había que ponerse de culo para bajar y no caerte. Ya abajo y con las piernas temblando nos fuimos al bar a celebrarlo con Luís, Misa y Camile con la que habíamos quedado, nos quedamos allí hasta que nos echaron y nos fuimos al camping a descansar, el siguiente día nos esperaban más caminatas aunque mucho más cortas y fáciles que esta. Sin duda fue la mejor caminata de un día que habíamos hecho, si alguien que me lea viene por aquí le obligo a hacerlo, es una caminata ESPECTACULAR




Al otro día nos fuimos directamente a las otras caminatas pequeñas que quedaban por hacer por este lugar. La primera fue ir a unas cataratas llamadas Brida Veil Falls que no están mal pero nada diferente de lo que ya habíamos visto. 






Luego otras más cortas de 30 o 40 minutos hasta que llegamos a la última, llamada Okito Valley. Esta nos sorprendió en especial porque no esperábamos mucho pero fue una caminata muy bonita. Hay un punto donde te recomiendan no seguir a no ser que seas montañero con experiencia y con material, las ganas que nos daban por seguirlo eran tremendas pero no íbamos preparados para ello así que nos volvimos de vuelta al coche con el que iríamos de vuelta a la costa oeste hacia Greymouth.





Un parque muy interesante para ver naturaleza y andar por las montañas, lo disfrutamos mucho y quedamos con la caminata que hicimos el primer día de Avalanche Peak, para nosotros, la joya del parque nacional. 

El verano se iba acabando y los días se iban haciendo más cortos y fríos pero lo seguíamos disfrutando igual, no hay nada que nos impida disfrutar de este país tan bonito :)



No hay comentarios :

Publicar un comentario